3 consejos para blindar sus finanzas personales

Conozca cómo puede mantener ahorros de acero que le permitan protegerse ante cualquier eventualidad económica.

Es probable que sus finanzas ya hayan superado los golpes recibidos en las fiestas y los primeros días del año y usted puede sentir que todo anda viento en popa luego de haber realizado algunos ajustes en este sentido.

Pero ¿podrían sus ahorros resistir una emergencia repentina?, ¿qué puede hacer en épocas donde se pone a prueba la resistencia de su patrimonio personal? Conozca tres consejos valiosos que le ayudarán a tener un verdadero soporte financiero en  momentos de turbulencia.

  1. No se deje arrastras por la deuda:

Tener una idea del nivel de deuda que posee en proporción a sus ingresos es fundamental para saber si puede soportar un contratiempo financiero. En ese sentido, una práctica muy útil para ellos consiste en dividir sus ganancias, libres de impuestos, entre sus deudas (tarjetas de crédito, préstamos de vivienda, auto, entre otros) para obtener este diagnóstico. Se considera razonable, una proporción de máximo 36% del dinero entrante mensual.

  1. La prudencia ante todo:

La organización es lo más importante cuando de finanzas personales se trata. De allí, que una de las claves para tener ahorros de acero sea identificar cuáles son los gastos discrecionales en los que suele incurrir y que, al tenerlos presente, puedan ser eliminados en caso de que surja una catástrofe en su economía.

Para ello, usted puede optar por categorizar sus gastos de la siguiente manera: fijos u obligatorios, variables discrecionales, es decir, aquellos de cierta obligatoriedad pero sobre los que puede ejercer cierto control y los puramente discrecionales, refiriéndose con este calificativo a aquellos gastos que son totalmente prescindibles, como la membrecía del gimnasio, por ejemplo.

Para mantener una balanza entre todas estas salidas de dinero, sus gastos discrecionales deben ser mayores al resto, de manera tal que a la hora de reducirlos, el alivio sobre sus finanzas se sienta plenamente.

  1. Tenga siempre un “Plan B”:

De acuerdo con una publicación de Wall Street Journal, los expertos consideran que se debe reservar una buena parte de efectivo como componente de los ahorros, que permita cubrir un equivalente de entre tres y nueve meses de gastos, en caso de acontecimientos inesperados.

Estos activos en efectivo resultan de fácil e inmediato acceso a la hora de una emergencia. La relación en cuanto a la magnitud de este “colchón”  dependerá de su nivel de gastos consecuentes.

Con este Plan B, puede evitar la necesidad de deshacerse de algún activo de gran valor que desee mantener a largo plazo, por el simple hecho de cubrir la salida de capital en medio de un aprieto económico.

Si desea conocer dos consejos adicionales para darle fortaleza a sus finanzas personales, acceda a este apartado especial que Inversor Global preparó especialmente para usted.

Deja tu respuesta