Todos los caminos conducen a Asia

El desarrollo exponencial del sector financiero en lugares como Singapur o Hong Kong, alineado con la ejecución de políticas de estímulo a la libertad económica, han permitido que estos destinos se conviertan en un magneto para el capital extranjero.

Estas alternativas parecen una realidad bastante lejana para el inversor local, pero optar por ellas es más sencillo de lo que parece.

Primero le interesará conocer por qué se da esta migración.

Europa se sumerge en el caos mientras Asia lo hace en dinero 

El ranking anual de centros de riqueza elaborado por la consultora Deloitte, refleja que la agenda bancaria oculta en Europa genera pánico en los inversores que temen que su patrimonio se vea amenazado por un posible efecto dominó ante la crisis de algunos países de la región (Actualmente, Grecia en primer lugar).  No conforme con ello, la flexibilidad del sistema financiero de las principales ciudades asiáticas, junto a la proliferación de multimillonarios de la zona, les ha permitido convertirse en Centros de Negocios, cuyo reconocimiento se ha reforzado en los últimos dos años.

Según el estudio, tan sólo en el período que va de 2012 a 2014, el flujo de capitales que ingresó a Hong Kong aumentó un 47% en relación con las cifras registradas en los dos años anteriores, ubicándose así en 640.000 millones de dólares.

En Singapur se registró una suba de 32% en el mismo período, para acumular a 470.000 millones de dólares, impulsada principalmente por el flujo de efectivo proveniente de Indonesia.

Por su parte, Suiza solamente llegó a incrementar en 2%, su saldo anterior, para alcanzar 2 billones de dólares. Aunque esta cifra es mayor al acumulado asiático, la tendencia permite vislumbrar un redireccionamiento del dinero, que si bien sigue siendo superior en la capital financiera de Europa, seguirá mermando en el mediano plazo.

No conforme con ello, las tres principales entidades bancarias de Singapur, de las que destaca el Banco de desarrollo de Singapur (DBS), se han plantado como competencia de instituciones tradicionales como JPMorgan, Citi, Credit Suisse y UBS.

Uno de los mayores atractivos de mantener algún tipo de relación financiera con entidades localizadas en este territorio, es el porcentaje mínimo de impuestos cobrados por el servicio ofrecido. De este servicio resalta el acceso a cajeros automáticos en todo el mundo, así como la posibilidad de tener cuentas en múltiples monedas y realizar transferencias de dinero a través de un sistema de banca online.

La confiabilidad de este centro de negocios global yace sus altos niveles de liquidez y la ausencia de cualquier tipo de deuda internacional.

¿Qué se necesita para formar parte de la elite asiática?

Partiendo del ejemplo de Singapur, cuya reglamentación mantiene similitudes con sus pares asiáticos, los requisitos para realizar operaciones de apertura de cuentas son tan flexibles que ni siquiera es necesario realizar un viaje hasta ese país para oficializar el trámite. En esa línea, los montos mínimos de depósito giran en torno a 10.000 dólares.

Recuerde que para poder abrir una cuenta en un broker online del exterior, es imprescindible tener una cuenta bancaria a su nombre fuera de la Argentina para fondearla. Quizás Singapur sea la llave de acceso.

Si desea recibir información detallada sobre los requisitos para optar por esta y otras alternativas de refugio para su dinero, suscríbase al newsletter gratuito de Inversor Global. A través de éste recibirá recomendaciones de expertos que le servirán de guía para tomar decisiones acertadas en los negocios. Si aún no lo recibe, puede solicitarlo con un click aquí.

Deja tu respuesta