La razón por la que suben las Bolsas globales… y lo seguirán haciendo

Los mercados del mundo están de fiesta y en esta nota le contamos por qué usted no se lo debe perder.

El panorama está dividido. Mientras algunos inversores y expertos creen que la tendencia alcista de los mercados es firme y se mantendrá por algún tiempo, otros creen que pronto se dará una corrección el precio de las acciones. ¿Pero qué pasará?

Los expertos de Merrill Lynch publicaron un informe para sus clientes donde explican por qué algunas bolsas mundiales se encuentran en máximos históricos y si la tendencia continuará.

Preste atención, esta información definirá el futuro de sus inversiones.

“Los mercados globales están en modo festivo”, arranca el informe del banco de inversión. En este sentido, señala que en lo que va del año los mercados han subido alrededor de un 4% en todo el mundo.

La bolsa nipona es una de las que más acusan este rally alcista, con un avance a máximos de 15 años. Mientras que los mercados emergentes también supieron recuperarse de las bajas de diciembre. Un ejemplo de esto es la bolsa rusa, que ha subido más de un 20% en lo que va del año y actualmente registra la mejor performance del mundo entero.

Para los analistas de Merrill Lynch, esto evidencia un “renovado apetito por el riesgo”.

Realidad o ficción: ¿por qué suben las Bolsas?

El eje central de la cuestión está en si los máximos históricos que experimentan las bolsas son reflejo de la salud económica que atraviesa el mundo o si son producto del accionar acomodaticio de los bancos centrales.

Según el informe de la firma de inversión, “la ebullición actual no concuerda con el moderado crecimiento y el acercamiento a la normalización económica en los Estados Unidos”. Esto significa que la economía global no se recuperó tanto como para justificar esa suba de las acciones.

Las bajas tasas de interés que mantienen los bancos centrales del mundo “empujan” a los inversores a tomar más riesgos comprando acciones. Y sobre todo, esto ocurre en Estados Unidos.

Pero además, de acuerdo con los analistas de Merrill Lynch, el crecimiento de las bolsas se debe a otros factores. Estos son:

  • la caída en los precios del petróleo
  •  la deflación
  • la mejora de los fundamentos de los mercados desarrollados
  • la divergencia de las políticas económicas del mundo
  • el aumento de liquidez fuera de Estados Unidos

Ahora bien, el informe sugiere que mientras en el país norteamericano “la imagen de los beneficios ha empeorado ligeramente en los últimos meses –posiblemente debido al impacto de un dólar más fuerte- los fundamentales de su mercado sugieren que podría mantener estos niveles incluso a pesar de una subida de los tipos”.

¿Seguirá la fiesta?

Desde la firma de inversión afirman que las divergencias siguen siendo parte del menú. En este sentido, sostienen que “los mercados desarrollados podrían obtener una menor ayuda de la rentabilidad de los bonos”.

Por su parte, las acciones japonesas se seguirán beneficiando de un petróleo barato. En tanto, las bolsas europeas mantendrán beneficios moderados, ya que los inversores se fijarán más en la rentabilidad que en el crecimiento de las empresas.

Para Estados Unidos, si bien prevén que continúe el mercado alcista, estiman que la subida podría ser menos vigorosa. Diego Martínez Burzaco, economista de Inversor Global explica que “si las tasas suben, seguramente que va a venir mayor incertidumbre y una corrección en los precios de las acciones”.

¿Cómo saber si el mercado cambiará o no de tendencia? Habrá que esperar a ver cuál es la velocidad de los ajustes de las tasas de interés. Y para eso, estar informado es la mejor forma de cuidar sus inversiones. En nuestro newsletter semanal encontrará las mejores recomendaciones para armar su cartera de inversiones según las fluctuaciones del mercado.

Si todavía no lo recibe, puede pedirlo con un click aquí.

Deja tu respuesta