La apuesta de más alto riesgo mundial, ¿se anima?

La crítica economía de la Venezuela de Nicolás Maduro podría estar ofreciendo una oportunidad de inversión única para los inversores que aman el riesgo.

A pesar de haber perdido 30% de valor como consecuencia de la baja sostenida de los precios del petróleo, los bonos soberanos del país figuran como parte del repertorio de muchos fondos de inversión de alto riesgo a nivel internacional.

Los papeles de la nación caribeña, que actualmente padece problemas de escasez, inflación y déficit de divisas, siguen en manos de los fondos especializados en deuda de mercados emergentes, gracias a la confianza que le atribuyen a Venezuela por su reputación de “buen pagador”.

En adición a ello, el gobierno socialista anunció la incorporación de una nueva modalidad de compra y venta de dólares a su sistema cambiario. Esta nueva alternativa, permite el intercambio “libre” de dólares a una tasa impuesta por el propio mercado.  La medida provocó una suba en la cotización de los bonos soberanos y de la estatal PDVSA, debido a que históricamente las devaluaciones son recibidas por los acreedores como señales positivas, a raíz de la liberación de dólares que tiene lugar. Eso deja más margen para pagar la deuda gubernamental.

La oferta del “buen pagador”

Los títulos de de deuda venezolana operan en el mercado a “valores de recuperación”. Esto significa que la apuesta gira en torno a la posibilidad de recuperar la inversión realizada, a través de una reestructuración.

El precio de los bonos cuyos vencimientos están establecidos para 2020 y 2038 se sitúa en 34 y 41 dólares respectivamente.  De acuerdo con información de la firma Research for Traders , los instrumentos más transados en esta línea son  Venezuela 9,25% , con vencimiento en septiembre de 2027 en dólares (soberano) y el PDVSA 12,75%, que vence en febrero de 2027(cuasi soberano).

Durante las primeras horas de la jornada del pasado viernes 14 de febrero, los precios de estos títulos mostraron alzas promedio de 0,40 y 0,50 puntos porcentuales, gracias a los anuncios de devaluación.

Según datos de Reuters, Venezuela, incluyendo a la petrolera estatal PDVSA, tiene unos 62.000 millones de dólares en deuda nominada en dólares en circulación.

El ministro de Economía, Finanzas y Banca Pública de ese país, Rodolfo Marco Torres, afirmó que la administración cuenta con los recursos para cumplir los compromisos de pago para los vencimientos correspondientes al mes de marzo, estimados en 2.000 millones de dólares de capital e intereses.

Las apuestas del mercado

De las firmas internacionales que mantienen exposición a la deuda venezolana destacan: El fondo New Markets Income de Carlson, que maneja recursos por el orden de 4.400 millones de dólares. En su haber, mantiene  un 6,41%  de inversión en deuda de la nación caribeña.

Por su parte, el fondo TCW Emerging Markets Income también tiene una participación superior al promedio del mercado, al mantener 5% de sus activos en Venezuela.

Desde Inversor Global, la recomendación viene dada por la importancia de que usted mantenga un portafolio de inversión bien diversificado, teniendo presente el perfil de inversor. Si usted se inclina por las inversiones de muy alto riesgo, pudiera destinar un pequeño porcentaje de su cartera a instrumentos de deuda de Venezuela, como los mencionados. Si es más del tipo conservador, lo ideal es  mantenerse alejado de esta clase de apuestas.

No olvide que a través del  Newsletter gratuito de Inversor Global puede tener acceso a múltiples recomendaciones de inversión, así como a reportes especializados acerca de las tendencias del mercado financiero. Si desea suscribirse, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta