Guía de tres minutos para reforzar su fondo de emergencia

 

Por Lucía Abello

Hace unas semanas, mi amigo Fabián iba rumbo a Cariló para pasar unos días de vacaciones en la playa. No pudo viajar con su esposa e hija porque tenía que terminar un trabajo en Buenos Aires, por lo que ellas partieron unos días antes.

Fabián hizo las debidas revisiones del coche para saber si estaba en condiciones de soportar el viaje y la ruta.

Lo que él no sabía era que una cuestión ajena al rendimiento del auto podría arruinarlo todo lo planificado previamente.

A la salida de Capital y cuando ya había tomado la Ruta 2, un Volskwagen Gol gris lo chocó por detrás y le rompió las luces, además de dejarle una fuerte abolladura en el baúl.

Traigo a colación esta anécdota porque lo que me dijo me dejó sin palabras: “no tengo un centavo para pagar los daños del auto y no alcancé a ver la patente del que me chocó para denunciarlo”.

Este caso tan cercano a mí me hizo recordar lo fundamental que es un fondo de emergencia.

Por eso, y en un intento porque Fabián no vuelva a cometer esos errores, esta guía de tres minutos incluye formas sencillas y rápidas de crear o aumentar el capital que puede asignar a esta reserva. Una reserva que lo podría salvar en momentos realmente inesperados.

Estrategias para asignar dinero a su fondo de emergencia

  • 1. Venda cosas que no utiliza

Según un artículo del sitio web US News, una excelente opción para tener dinero para este fondo consiste en deshacerse de cosas que no utiliza y que pueden estar ocupando espacio.

Con la creación de varias páginas de compra y venta de artículos por internet, ahora es mucho más fácil ofrecer cosas que tiene en su casa y que otros pueden considerar como útiles. Solo basta con tomar una foto, ponerle un precio y finalmente subirlo a la web.

  • 2. Haga cambios mínimos en su estilo de vida

Al principio le puede ser complicado, pero es cuestión de habituarse. Fabián es una de esas personas que cena en un restaurante todos los viernes a la noche. Con que comience a reducir paulatinamente estas salidas, tendrá pequeñas cantidades de dinero que en vez de gastar los podrá incluir en su fondo de emergencia.

  • 3. Hágalo usted mismo

Una estrategia para gastar menos dinero implica que deje de pagar por cosas que puede hacer con sus propias manos. En vez de contratar una persona que pinte su departamento o -en el caso de las mujeres- ir a la peluquería para arreglarse el pelo o maquillarse, una alternativa consiste en buscar tutoriales en internet (YouTube).

Hay miles de personas que comparten sus conocimientos a través de videos y enseñan con un paso a paso como hacer algo sin necesidad de contratar a un experto. Este pequeño cambio hará que el dinero que gastaba en esto lo pueda guardar para emergencias.

A estas estrategias se suman dos más que puede aplicar para aumentar el dinero para su fondo de emergencia. Éstas se encuentran en un documento especial que hemos preparado para usted y que es contenido gratuito y exclusivo.

Simplemente haga click aquí para obtenerlo y evitar llegar a la situación que enfrentó mi amigo Fabián hace tan solo unas semanas.

Deja tu respuesta