Derribe estos 3 mitos sobre el mundo de las inversiones

El mundo de las inversiones genera dudas y misterios. Pero también, oportunidades y ganancias para todo aquel que se anime a incursionarlo. El camino no está libre de esfuerzo, pero vale la pena transitarlo.

Si usted llegó a esta nota, es porque le interesan las inversiones. Y si todavía no conoce mucho sobre el tema, quizás le parezca un mundo ajeno y desconocido. Por eso, en esta nota de Inversor Global nos propusimos desterrar esos mitos que día a día generan miedo en miles de personas y no las dejan invertir. Preste atención:


“Para invertir hace falta plata”

“No tener dinero para invertir” es quizás uno de los mitos más arraigados de la cultura inversora argentina.

Mucha gente todavía cree que invertir es sólo para millonarios. Pero la realidad es que gracias al crecimiento de los mercados financieros globales, hoy en día cualquier persona puede ingresar al mundo de las inversiones con un pequeño monto de capital.

Si usted todavía no comenzó a invertir porque cree que no tiene los ahorros suficientes para hacerlo, debemos decirle que está equivocado. Si tiene plata para gastar, tiene plata para ahorrar. Y con un poco de dinero que ahorre, ya puede empezar a invertir. No importa si es poco o mucho dinero. Lo importante es buscar una alternativa que sea acorde a sus posibilidades.

“Si uno no tiene suficiente dinero ahorrado, el primer paso es empezar a destinar entre un 5 y 10 por ciento de los ingresos al ahorro”, dice Nery Persichini, economista de Inversor Global. De este modo, usted podrá ir generando una conciencia de ahorro.

Como ya le hemos explicado en reiterados artículos de nuestro newsletter gratuito, invertir no es caro como parece. “En el mercado local hay opciones a partir de mil pesos, pero para que realmente tenga razón de ser una estrategia de inversión, no invertiría menos de cinco mil pesos”, dice Diego Martínez Burzaco, economista jefe de la casa.


“Invertir es como jugar a la ruleta”

Este mito es una de las principales razones por las cuales la gente tiene miedo de entrar al mercado financiero y duda al momento de comprar acciones. Pero no hay nada más alejado de la realidad que esto.

Una acción le brinda al inversor el derecho de pertenecer a una compañía en función de la cantidad de papeles que posea y luego reclamar una fracción de las ganancias que esta genere.

Su principal diferencia con un casino es que éste se basa en una regla de suma cero, donde el ganador obtiene sus ganancias a partir de las pérdidas del otro. En cambio, en los mercados uno compra una acción porque ve que algo está barato y espera lograr sus ganancias en el largo plazo.

Muchas veces, aquellos que no tienen conocimientos sobre el funcionamiento de los mercados financieros comparan las subas y bajas del precio de una acción con un juego de azar. Pero aunque la Bolsa resulte a veces difícil de prevenir, no hay nada en ella que sea 100% aleatorio.

“En el corto plazo hay mucha volatilidad y eso puede no ser tolerable para cualquier inversor. Pero lejos está de ser una timba. Quien invierte pensando en el largo plazo y en los fundamentos de las empresas tiene su premio con interesantes retornos en sus ahorros. Reitero, eso nada tiene que ver con timba, sino con invertir profesionalmente y en base a fundamentos”, explica Martínez Burzaco.


“Abajo del colchón la plata está más segura”

Este es otro gran mito que queremos desterrar de una buena vez. Si bien tener ahorros guardados en su casa conlleva un riesgo innegable, lo importante en este punto es la pérdida económica del valor de su dinero.

Según Nery Persichini, hay dos formas de ver esta situación:

Una, es la pérdida de poder de compra que induce la inflación en dólares. En este sentido, hay que calcular una inflación anual en Estados Unidos del 1%. La otra, aún más importante, es el “costo de oportunidad”. Es decir, la pérdida que implica no usar esos dólares en alternativas rentables, dentro del umbral de riesgo que cada inversor tolere.

Por ejemplo, ¿sabe que en la Argentina hay un bono a menos de un año de plazo que adquiriéndolo tiene un retorno de 13% anual en dólares? Si quiere conocer de qué se trata y cómo adquirirlo, suscríbase al newsletter gratuito de Inversor Global. Semana a semana, recibirá las alternativas más rentables para invertir su dinero. Si todavía no lo recibe, pídalo con un click aquí.

Deja tu respuesta