Cristina se cobra otra víctima

 

Hablar de los estragos que ha producido la implementación del cepo cambiario en la Argentina nunca resultará redundante. Sobre todo si se tiene en cuenta que con el paso de los días, los efectos se acentúan notablemente. Ahora, se suma una nueva víctima: las exportaciones.

El cocktail de dificultades, compuesto por la baja en las reservas internacionales del BCRA y la desaceleración de la dinámica del comercio exterior , ha determinado el rumbo de la economía local.

Desde 2011 hasta cierre del año pasado, las exportaciones del país se han reducido en un 14%, lo que representa un descenso en dólares de 83.950 millones a casi 72.000 millones. En cuanto a las reservas internacionales, se registra el paso de 47.523 millones de dólares en octubre de 2011 a 31.443 millones para el último día de 2014. Así, en tres años la caída en reservas alcanza cerca de 16.000 millones de dólares.

Aunque la caída de las materias primas constituye un problema mundial, se debe hacer mención al hecho de que la crisis de las reservas y de las actividades de comercio internacional está vinculada a las medidas tomadas por el gobierno kirchnerista.

Las exportaciones: una víctima más

De acuerdo con un reporte de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), citado por El Cronista, la caída en las ventas al exterior conformadas por productos agrícolas y agroindustriales retrocedieron un 7%.  

Estos resultados se ven evidenciados en la práctica, a través de las quejas constantes sobre la falta de rentabilidad de la actividad productiva de los actores del sector, dedicados principalmente a la producción de frutas, vinos, olivos, pesca, azúcar, algodón y tabaco.

Según las proyecciones realizadas por la consultora Econviews, el año 2015 cerrará con un desempeño mas desesperanzador, apalancado principalmente por el retraso cambiario a nivel local, que frente a la depreciación del real brasileño, resta atractivo a las exportaciones argentinas.

En ese sentido la firma estima que  las ventas de bienes a otros países terminaran 2015 alrededor de 64.600 millones de dólares, lo que representaría una pérdida de 7.400 millones en comparación con la cifra actual. En esa línea, la balanza comercial culminaría en 4.700 millones, frente a los 8.900 millones de fines de 2014.

No conforme con ello, se espera que las reservas internacionales desciendan a 25.900 millones de dólares, y que el principal bien de exportación, como lo es la soja se ubique en 380 dólares, precio bastante alejado de los ya dramáticos 457 dólares.

En vista de que el cepo cambiario no incide solamente en el deterioro de la actividad comercial de la Argentina, sino también sobre su bolsillo, usted puede proteger su patrimonio mediante  selectas alternativas de negocios enfocadas en las inversiones en moneda extranjera. Inversor Global le ofrece un abanico de opciones para resguardarse de la desoladora dinámica local a través de divisas. Si desea recibir información detallada sobre estas oportunidades de negocios  que no debe dejar pasar por alto, suscríbase a nuestro Newsletter gratuito  haciendo un click aquí.

Deja tu respuesta