Cómo invertir en un Merval empetrolado

La volatilidad se ha convertido en la característica más representativa de la Bolsa argentina.  Su comportamiento actual está directamente relacionado con la montaña rusa de los precios del petróleo. Durante los períodos de pérdidas sostenidas en las valoraciones del crudo, los retrocesos en el Merval fueron escalofriantes y frente a los signos de encauzamiento del commodity, el indicador ha respondido de manera similar.

En esa línea a la fecha, el índice porteño registra un desempeño superior a los 9000 puntos, acumulando un ascenso de 5,1% en lo que va de año y de 6,2% en los días correspondientes al mes de febrero.

Sin embargo, para el cierre de la jornada de ayer, la bolsa registró bajas importantes en torno a 1,1%, comandadas por las acciones de empresas petroleras como  Petrobras Brasil (APBR), que se derrumbó 6% y Tenaris (TS), que hizo lo propio en un 3,7%. Estas bajas coincidieron con la fuerte caída de más de 4% del petróleo a nivel internacional.

¿Por qué el comportamiento del rubro petrolero influye tan notablemente sobre el Merval?

Más del 50% de la cartera de empresas que constituyen el índice Merval corresponde a compañías dedicadas a actividades vinculadas al crudo. De allí que la volatilidad del commodity impacta directamente sobre la performance de la bolsa local.

En ese sentido,  si usted es un inversor que no se lleva muy bien con las “apuestas volátiles”, debe saber que el sube y baja del Merval no lo convierte, necesariamente, en un mercado accionario del cual debe huir. Más allá de la industria petrolera, el sector financiero se perfila con alto potencial en el ámbito local.

No todo gira en torno al petróleo

En un artículo reciente de Inversor Global, titulado El sector financiero argentino le da una oportunidad de inversión por tiempo limitado, se explica cómo influyen las recientes políticas implementadas por el Gobierno dirigidas a controlar la actividad de las entidades financieras, sobre el desempeño de las acciones de las mismas, y cuáles son las oportunidades que puede aprovechar el inversor en ese particular.

Este rubro, que conforma el 20% del índice bursátil argentino, cerró el día de ayer con resultados positivos: la acción del Grupo Financiero Galicia (GGAL) sumó un 3,11% a su valoración, seguido por el Francés (FRAN) que registró un incremento de 2,33% y el Macro (BMA) que culminó la jornada con una ganancia de 2,27%.

A pesar de que estas acciones presentan una tendencia alcista, la recomendación es mantenerse atento a la aplicación de nuevas regulaciones o sanciones que afecten directamente a  las entidades financieras y que en consecuencia, repercutirán sobre sus cotizaciones en bolsa. De producirse esto, las acciones bancarias podrían bajar y otorgar un interesante punto de entrada para apostar a este dinámico sector.

No obstante, como bien explica el economista jefe de Inversor Global, Diego Martínez Burzaco, en el artículo dedicado al sector financiero mencionado anteriormente,  es necesario evaluar por separado los casos de cada banco, antes de tomar la decisión de inversión.

Reconocer oportunidades de inversión en un contexto donde el minuto a minuto de los precios del petróleo  domina la opinión pública, puede resultar complicado. Si desea mantenerse alerta a las oportunidades de inversión  que puede ofrecerle el mercado local, no deje  de suscribirse al Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta