Argentina: el reino del revés

Poco duró la alegría de una nafta más barata en la Argentina. Tras seis semanas de implementar una rebaja de 5% en los precios del combustible, estos presentaron un alza de casi 1%.

La medida impulsada por YPF y seguida por el resto de las petroleras,  tiene lugar en un contexto internacional en el que los precios del petróleo se mantienen deprimidos. De hecho, frente a esta situación, los valores del combustible han descendido más de 50% en los Estados Unidos desde junio del año pasado. Pero esta lógica no es viable en el reino K.

Desde el día de ayer el litro de nafta súper de YPF, que domina el 55% del mercado, y por ende es referente de precios, cuesta 11,39 pesos, lo que representa un 0,71% más que la jornada anterior, mientras que la tipo premium llegó a 12,84 pesos por litro, aumentando casi el 1%.

La devaluación del peso le gana la carrera a la caída del petróleo

Según representantes de las empresas petroleras, el aumento de la nafta oficializado en el día de ayer, es  pura y exclusiva responsabilidad del Gobierno. A medida que el peso se devalúa contra el dólar, las importaciones de crudo se encarecen. Con precios del barril en torno a US$ 50, una moneda doméstica más débil implica mayor esfuerzo para importar y esto redunda en el precio local.

Desde que se llevó a cabo el cambio de precio de la nafta el 1 de enero de este año,  el peso argentino se ha devaluado 1,6%  ante la divisa estadounidense. Esto genera un aumento en los costos internos de las empresas del sector, que  se ven en la obligación de transmitir este incremento al precio final ofrecido al público.

Con esta nueva suba, los precios locales del combustible acumulan un alza del 20% desde febrero de 2014, por lo que la rebaja oficializada en el mes de enero, no arrojó beneficios reales.

No conforme con ello, según fuentes del rubro mencionadas en un reporte de La Nación, este ajuste es el primero de varios que tendrán lugar durante todo el año, a medida que la moneda local continúe devaluándose.

Bajo esa premisa, si el peso se deprecia en un rango de entre  12% y 15%, las petroleras aplicarán incrementos en sintonía con ello.

¿Cómo aprovechar la suba de las naftas que está por venir?

El Merval es un índice cuya ponderación tiene más de 50% de empresas petroleras. En este sentido, YPF y Petrobras Argentina podrían sacar provecho.

Inversor minorista: ¡Atento!

Ante una consecuente devaluación del peso, usted puede proteger su patrimonio mediante alternativas de inversión en moneda extranjera. Inversor Global le ofrece un abanico de opciones para resguardarse de la desoladora dinámica local. Si desea recibir información detallada sobre estas oportunidades de negocios que no debe dejar pasar por alto, suscríbase a nuestro Newsletter gratuito  haciendo un click aquí.

Comment 1

  1. Manuel Guerrero

Deja tu respuesta