4 recomendaciones para contratar el mejor asesor de inversiones

Seleccionar un asesor de inversiones es uno de los pasos más importantes a dar a la hora de establecer una estrategia de negocios. La queja más frecuente de los inversores está relacionada con el desempeño del experto que contratan para manejar sus finanzas.

En la mayoría de los casos, los clientes no comprenden a ciencia cierta la recomendación de su asesor y se tornan confundidos ante los rendimientos de los instrumentos escogidos. No deje que esto le suceda. Es de vital importancia saber en qué nos recomiendan invertir y cuáles son los riesgos asociados. A continuación le ofrecemos una serie de consejos fundamentales que le guiaran al éxito en su selección:

Confiar en los veteranos

Como bien dice el dicho, “más sabe el diablo, por viejo que por diablo”. La experiencia en la gestión de inversiones es un elemento de mucho peso para garantizar la confiabilidad de las decisiones de un asesor.  Evidentemente, debe tratarse de una trayectoria lo más limpia posible. La recomendación es fijar la atención sobre los candidatos que posean un experiencia de entre 4 o 5 años como mínimo.

En inversiones la trayectoria se identifica con el término track record que mide la performance relativa de las inversiones recomendadas por ese asesor respecto el mercado.

Documentos en regla

Aunque las credenciales más representativas como un Certificado de Analista Financiero (CFA), se manejan en mayor grado en países como los Estados Unidos, en la Argentina también es posible solicitar cierta documentación que permita constatar el nivel de experticia del potencial asesor. En el contexto local, lo más apropiado sería exigir comprobantes de la educación recibida por el bróker que le califica para ejercer como estratega de negocios.

El olfato para los buenos negocios

Si además de asesor financiero, el candidato posee experiencia como gestor de portafolios, suma puntos adicionales. Sin embargo, no se confíe. Indague acerca de su experiencia en este ámbito y evalúe en función de la información obtenida, que tan acertadas son sus decisiones de inversión y si vale la pena en ese caso, confiarle sus ahorros.

Trabajo en equipo

Es muy importante que tenga en cuenta que un asesor de inversiones por lo general trabaja para una empresa que le exige que cumpla con determinadas metas, que no necesariamente están alineadas con los objetivos que usted tiene como inversor. En ese sentido, ambos deberán trabajar en conjunto para un mismo fin, y usted debe tener  claro su compromiso de mantener comunicación permanente con su estratega para evitar verse envuelto en un conflicto de intereses.

Para escaparse de confrontaciones a futuro, trate de informarse acerca de los productos e instrumentos que el asesor vende y cuáles son las condiciones de ganancias que le corresponden directamente por ello. De esa manera, podrá formarse una idea de si es posible trabajar en conjunto si decide contratar sus servicios.

¿Quiere tener acceso a dos recomendaciones extra para contratar un asesor de inversiones? No deje de descargar de manera totalmente gratuita este apartado especial donde le ofrecemos más información útil a útil a tener en cuenta a la hora de tomar esta decisión.

Deja tu respuesta