3 errores del inversor novato que pueden dilapidar sus ahorros

Para invertir no hace falta ser un experto ni mucho menos. Con una buena estrategia y objetivos claros, cualquiera puede hacerlo. Pero aún así, el camino puede presentar ligeras turbulencias para los que recién lo emprenden y equivocarse puede ser lo más fácil.

A través de todas las consultas e historias de inversión que llegan a Inversor Global, hemos detectado algunos de los errores más comunes entre los inversores menos avezados. Para que usted no caiga en ellos y pueda evitarlos, en esta nota se los recopilamos.

Dejarse llevar por sus emociones

Este es uno de los errores más antiguos en el mundo de las finanzas. Todavía hoy, muchos especialistas se preguntan cuánto hay de racional y cuánto de emocional en la toma de una decisión. Lo cierto, es que muchos errores pueden adjudicarse a esta conducta.

Las emociones y los sentimientos suelen interferir y condicionar las decisiones de inversión de muchas personas. Al momento de invertir, quizás usted suele dejarse guiar por modas o por lo que dicen los titulares de los diarios. De este modo, puede caer en una trampa mortal para sus ahorros.

Cuando se produce un boom y todos hablan de determinada acción, esto significa que no debe subirse al tren. El momento de actuar ya pasó y quizás ahora el activo esté muy apreciado. Pero cuando una acción empieza a caer, no debe dejarse llevar por el pánico que inunda los mercados.

Lo que también suele ocurrir, es que un inversor “se enamore” de una acción y la mantenga en su cartera durante un largo período sin hacer una toma de ganancias. La estrategia puede salir bien, pero la mayoría de veces termina en pérdidas.

Invierta con la razón y no con el corazón.

No diversificar

Seguramente alguna vez haya escuchado la frase “no poner todos los huevos en la misma canasta”. Bueno, en el mundo de las finanzas pasa exactamente lo mismo.

Esta conocida frase resume lo que es la asignación de valores. Muchos inversores novatos suelen cometer el error de apostar todo su dinero en un único activo. Por eso, lo mejor es adoptar una estrategia de diversificación que le permita proteger a sus inversiones del mal desempeño de un activo o sector determinado que integre cartera.

Las opciones para diversificar su portfolio son varias: acciones, bonos, fondos de inversión, ETF, CEDEARs y fideicomisos, por ejemplo. Para un perfil de riesgo moderado, la recomendación desde Inversor Global es tener 30% en acciones, 45% en bonos, 10% en oro y 15% cash.

Olvidar su horizonte de inversión

Antes de invertir, debe tener bien en claro que debe utilizar dinero que no necesite usar en el corto plazo. En este sentido, muchos inversores suelen caer en el error de invertir plata de la que no disponen o que necesitan para pagar otras cosas en un futuro cercano.

Sin hacer grandes cambios en su nivel de vida, tenga en claro qué parte de su patrimonio puede invertir. Luego, piense bien y planifique cuáles son sus objetivos de corto o largo plazo y cuánto le costará alcanzarlos. Una vez que los determine, será mucho más fácil tener orden y disciplina financiera en su cartera.

Si desea acceder a dos errores extra que los inversores novatos suelen cometer, puede acceder a este informe especial gratuito de Inversor Global. En él, encontrará dos recomendaciones adicionales para no dilapidar sus ahorros.

 

Deja tu respuesta