Una startup china amenaza a Apple y Samsung

Xiaomi tuvo un 2014 excepcional. El fabricante chino de smartphones experimentó un crecimiento meteórico al duplicar sus ingresos y triplicar sus ventas respecto al año anterior.

Su presidente, Lei Jun, publicó las cifras el domingo pasado en la red social Weibo. Allí, escribió que la empresa logró recaudar 12,100 millones de dólares en ventas antes de impuestos el año pasado, lo que significó un aumento del 135% frente a 2013. El crecimiento alcanzado fue producto de la enorme cantidad de ventas que la firma tuvo en Asia, que ascendió a 61 millones de teléfonos inteligentes en 2014 y representó un 227% más que el ejercicio anterior.

Y si bien la compañía lleva pocos años en el mercado, los números son sorprendentes. En este sentido, Lei Jun no oculta su estrategia y explicó que se apoya en márgenes de ganancia muy estrechos y en dispositivos de bajo costo más asequibles al público para hacer crecer el negocio.

De este modo, Xiaomi sigue ganando terreno en el mercado chino, que hasta ahora lideraba Samsung, y ya se consolida como el tercer fabricante mundial de smartphones por detrás de la surcoreana y Apple.

Un plan ambicioso

A pesar de tener oficialmente presencia en sólo algunos países de Asia, como China, Indonesia y la India, la compañía ha reiterado en varias oportunidades su interés por expandirse internacionalmente. Incluso, sus planes conciben la idea de convertirse en el fabricante mundial de teléfonos inteligentes número uno en 10 años.

Pero para que esto suceda, la empresa tendrá que hacer frente a una serie de demandas por parte de Ericsson relacionadas a infringir patentes, que este mes provocó una suspensión de ventas en la India. Por otra parte, en Occidente Xiaomi también tiene que enfrentarse a las acusaciones del jefe de diseño de Apple, Jony Ive, quien la ha acusado de copiar sus diseños

Aún así, los números siguen acompañando al crecimiento de la empresa y el nuevo año trajo una muy buena noticia para Xiaomi: fue coronada como la startup tecnológica más valiosa del mundo con una valoración estimada en 45,000 millones de dólares.

A fines de diciembre, la firma china consiguió fondos por 1.100 millones de dólares en una ronda de financiación y se colocó así por encima de todas las startups respaldadas por inversionistas de capital de riesgo, incluida Uber Technologies.

En apenas cuatro años, la startup con sede en Beijing logró subir al primer lugar en el mercado de teléfonos inteligentes más grande del mundo y promete para este 2015 un año aún mejor que el que pasó.

Si desea recibir más información sobre este tema y las recomendaciones de inversión en el mercado tecnológico, recuerde que puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta