¿Tiene lo que se necesita para invertir “contra la corriente”?

Remóntese al año 2011, cuando el oro jugaba al alza y se cotizaba en 1.900 dólares por onza. Los pronósticos auguraban una suba aún mayor en torno a los 2.500 dólares, debido a la posible salida de Grecia de la Eurozona. Quienes se animaron a apostar a la baja del metal  a través de algún ETF inverso como el VelocityShares 3x Inverse Gold ETN, ganaron mucho dinero, ya que tan solo dos años después este producto arrojó un rendimiento del  41% en un período de 4 meses (Enero-Abril 2013). 

En otras palabras, a veces, ir contra la corriente puede ayudarlo a conseguir el éxito financiero.

Pero ¿cómo puede usted sustentar estas decisiones radicales?

El interrogante resulta aún más complejo si se tiene en cuenta que, usualmente, el contexto está plagado de precios irreales y tasas de interés artificiales, fijadas por los Bancos Centrales alrededor del mundo. Todo ello, dificulta la identificación de las verdaderas oportunidades.

Sin embargo, el principio que debe funcionar como la columna vertebral de sus inversiones es la “búsqueda de valor”. El fundador de la firma Sovereign Man, Simon Black, establece en su artículo “Cómo invertir cuando la búsqueda de la certeza resulta absurda” que los activos de valor exponen al inversor a la fuente de las ganancias fundamentales.

Hay fondos de inversión que ofrecen alternativas inusuales de negocios en base a proyecciones propias bien fundamentadas. Principalmente porque se dedican a seguir las tendencias del mercado sistemáticamente. Por lo tanto, son los instrumentos que tiene más posibilidades de acertar. 

Commodities como los metales preciosos, le ofrecen la alternativa de conservar su inversión intacta en términos monetarios a largo plazo, sin que esta se vea afectada por las deudas en la economía o las tasas inflacionarias. Aunque estos se perfilen en descenso hoy.

La “búsqueda de valor” se relaciona directamente con la toma de decisiones de negocios en base a sus dudas sobre las tendencias, más que a las certezas del mercado. Mantenerse fuera del rebaño le permitirá vislumbrar oportunidades que muy pocos sabrán aprovechar.

De esta manera, es posible comprender por qué aunque actualmente el mercado proyecta caídas mayores en los precios del petróleo, las acciones de empresas pertenecientes al rubro, se tornan atractivas.

Lo mismo sucede en el caso de las acciones emergentesEn base a lo planteado a lo largo de este texto, su valor real no se corresponde con su precio actual, por lo que a la larga las ganancias se materializarán en sus bolsillos.

Para Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global, el secreto radica en concentrarse en los resultados a mediano y largo plazo independientemente del caos que surja en el ínterin. La volatilidad de la dinámica no debe hacerle dudar de sus decisiones si están argumentadas en el “valor” de su estrategia.

Convertirse en un inversor de valor no es tarea fácil. Inversor Global  le ofrece una guía para lograrlo a través de informes especializados. Si desea tener acceso a ellos, no deje de suscribirse al Newsletter gratuito. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta