The Big Mac Theory: no se coma una mentira

The Big Mac Theory y el engaño de la hamburguesa argentina

Ayer pasé por un McDonald’s de capital para almorzar algo rápido y seguir con el agitado día de trabajo. Quería pedir un combo Big Mac, pero recordé que desde hace un tiempo esa opción no aparece en los carteles. Eso me llevó a revisar la lista de precios que está junto a la barra de pedidos y por un momento pensé que había algún error: decía que la Big Mac costaba 28 pesos.

Sin embargo, al ordenar el combo, el valor aumentaba a 68 pesos. 40 pesos por las papas fritas y la gaseosa.

Esto contrasta con las demás opciones, en las que la hamburguesa cuesta más y los acompañamientos solo implican unos pesos adicionales.

¿Cómo se puede explicar?

Burgernomics. Es un término en inglés que combina las palabras hamburguesa y economía. En otras palabras, es una manera de comparar las economías de varios países del mundo basados en un producto que está presente en todos ellos: la Big Mac de McDonald’s.

El Índice Big Mac fue establecido por la revista financiera The Economist en 1986 para detectar la situación financiera de las naciones.

Para lograrlo, se utiliza el concepto económico de Paridad de Poder Adquisitivo (PPA). El PPA se aplica a un producto o servicio que, ajustado por la inflación de cada país y normalizado por el tipo de cambio, debería valer lo mismo en todas partes.

Es una manera de conocer si una divisa está subvaluada o sobrevaluada.

Con lo que le acabo de contar sobre mi experiencia en uno de los locales, quizás usted ya se dio cuenta del engaño en el que han caído muchos clientes, y con el que el país le hace trampa a los sistemas de medición externos.

Hamburguesas para todos y todas

El Gobierno actual, que ha tratado de maquillar el problema de la inflación, ha aplicado diversas estrategias para demostrarle al mundo que todo funciona con normalidad en la Argentina.

Así, para esconder lo que ocurre en la Argentina con la inflación, la Big Mac está incluida dentro de los productos con “Precios Cuidados” del Gobierno. Al hacer el cambio a dólares a tasa oficial, esta hamburguesa costaría 3,25 dólares (contra la base del índice que son 4,80 dólares, el precio en Estados Unidos) y estaría dentro del promedio en el que están naciones como México y Taiwán.

Esto también maquilla el hecho de que la Argentina está cara en dólares.

La moneda argentina ha ido perdiendo valor, el poder adquisitivo de los ciudadanos es cada vez menor y la escasez de dólares dentro del territorio dejan sin mucha salida a quienes quieren ahorrar y alejarse del riesgo.

Pero existen salidas.

Es importante que analice todos estos hechos para convencerse de que es necesario implementar métodos para mejorar la administración financiera de sus ingresos.

Inversor Global, por medio del Newsletter gratuito de inversiones, no se detiene en su propósito de identificar las decisiones erradas que ha tomado el Gobierno de turno para que usted las evalúe y dé el siguiente paso.

Para saber cómo ganarle a los desequilibrios económicos locales y recibir los mejores consejos, simplemente haga click aquí.

Deja tu respuesta