Se fijó una nueva audiencia para la Argentina y los fondos buitres

Tras el vencimiento de la cláusula RUFO (por su nombre en inglés: Rights Upon Future Offers) el pasado 1 de enero de 2015, el juez Thomas Griesa emprendió acciones en relación al pago de bonos bajo legislación argentina.

En esa línea, se fijó una audiencia con fecha de 3 de marzo del año en curso con el propósito de determinar si el banco Citigroup Inc, puede proceder a pagar los intereses de los títulos emitidos bajo regulaciones locales,  luego de su cesación de cumplimientos en 2002.

Según información publicada por el diario La Nación, la fecha del proceso judicial se estableció en función de la cercanía de un nuevo vencimiento de bonos reestructurados.

Es válido recordar que este procedimiento aplica para efectos de las obligaciones pendientes bajo regulación argentina, que según el mismo gobierno corresponden a un 50% de los títulos. El juzgado de Griesa ha mantenido congelada la posibilidad de que el país cumpla con sus compromisos con los tenedores de títulos que se encuentran bajo el amparo de la legislación estadounidense y europea, que representa un 20 y  30% de la deuda respectivamente.

El pasado mes de diciembre, ya se había hecho un llamado de audiencia para decidir sobre el asunto, en el marco de la petición de Citibank de lograr una autorización de pago antes de los vencimientos correspondientes al 31 de diciembre de 2014.

Antes de estos acontecimientos, como describe el portal Minuto Uno, Griesa había otorgado un “stay”  a finales del mes de septiembre pasado (medida cautelar) al Citibank Argentina, permitiéndole el pago de bonos argentinos bajo ley nacional que vencían el 30 de ese mes, mientras que a su vez otorgó 30 días a los fondos buitre para la búsqueda y presentación de mayor información.

Un panorama sin acuerdos

Aún con el vencimiento de la cláusula RUFO, que consistía en permitir a los bonistas que entraron a los canjes de 2005 y 2010 reclamar si es que alguien recibía una oferta mejor que la que en su momento aceptaron ellos, el ministro Kiciloff ofreció declaraciones que empañan la posibilidad de negociar con los holdouts.

En ese sentido, según lo que publicó el diario La Nación, el representante del gabinete económico expresó “Argentina demostró su vocación de pago. Ofreció una reestructuración por el ciento por ciento de su deuda y sólo quedó al margen el 7 por ciento, del cual los fondos buitre tienen una parte y pretenden realizar una ganancia del 1600 por ciento. Lo que decimos, desde una posición razonable y nada obstinada, es que queremos cumplir con todos pero en condiciones equitativas y sostenibles para el país”.

Si desea recibir un informe detallado sobre la situación de la Argentina con los holdouts, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Comment 1

Deja tu respuesta