La diversificación geográfica: un acierto para sus inversiones

La diversificación internacional es una alternativa que le permite al inversor librarse de tener “todos los huevos en una misma canasta”, lo que amplía el abanico de posibilidades de éste a la hora de tomar decisiones de negocios.

Tener cuentas bancarias en el exterior, albergar activos en oro, acciones en diferentes mercados bursátiles, o propiedades en diferentes países, son prácticas que garantizan la protección de los activos que formen parte del patrimonio propio, en caso de que surjan problemas como la inestabilidad política y económica del contexto geográfico en donde se viva.

Países que pasan por difíciles momentos económicos como es la Argentina hoy, hacen de esta modalidad de inversión, un acierto. Y es necesario, tener plena conciencia de que ésta  requiere de la distribución de las diferentes vertientes de sus negocios en cuantos lugares confiables, sea posible.

Para Gabriel Holand, director y fundador de la firma HR Global, en contextos de crisis recurrentes a nivel mundial, la diversificación permite insertarse en negocios de sectores de la economía que están experimentando potencial en ciertos mercados, mientras que en otros estos mismos sectores están en baja. Explica que “se trata de una correlación de las inversiones, que operan de manera diferencial en función del contexto. La misma sirve para sobrellevar situaciones críticas y para, al mismo tiempo, aprovechar oportunidades”.

Cuando se desea invertir en instrumentos pertenecientes al mercado bursátil, existe la ventaja de poder tomar cartas en el asunto desde el territorio argentino, sin tener que realizar mayores esfuerzos logísticos. De acuerdo con Holand, lo más importante es estar bien informado con respecto a los mercados financieros globales y conocer en detalle el comportamiento de las monedas que circulan en estos, así como las perspectivas de desempeño a futuro, para sí aprovechar el principal beneficios de esta modalidad, que es sortear riesgo”.

El experto destaca la necesidad de enfocarse en los sectores económicos a la hora de diversificar, destacando de ellos, las oportunidades que yacen actualmente en el rubro petrolero por ejemplo, en donde recomienda fijar la atención en empresas como YPF, cuyas acciones se encuentran subvaluadas a la fecha y los títulos de deuda de Petrobras, que arrojan dividendos en torno al 12% anual.

Otras maneras de afrontar la diversificación

Más allá de la pluralidad de los negocios en términos geográficos, existen otras alternativas de diversificación que también trae consigo múltiples beneficios; se hace referencia con esto a la diversidad ciudadana.

Entre las principales ventajas de esta práctica, se encuentra la posibilidad de tener acceso a tarjetas de crédito internacionales, contar con seguros de vida en otros territorios, incorporar alguna compañía propia en mercados bursátiles del escenario mundial, entre otras.

Personajes conocidos del mundo de las inversiones como el fundador de la firma Sovereing Man, Simon Black, son fieles predicadores de la necesidad de diversificarse como individuo, o lo que es lo mismo, optar por documentación extranjera que le permita mayor libertad de decisión en todos los aspectos de su vida. Black profesa la teoría de que los ciudadanos no deben sentirse presos del país en el que nacen “por accidente” sino que deben mantener sus posibilidades abiertas en pro de la protección de su integridad personal y de sus activos actuales y negocios futuros.

En función de esta premisa, Black comparte en su blog Sovereing Man, recomendaciones de países, cuya documentación recomienda poseer con el propósito de tener libre acceso a las oportunidades de inversión seguras que estos ofrecen, así como los requisitos que deben cumplirse para tramitar la misma.

En primer lugar cita a Singapur. Un pasaporte de este país permite el acceso a casi cualquier lugar del mundo, sin necesidad de tener una visa. Para obtener el mismo, se requieren de dos años de residencia que califiquen como permanente y así adquirir automáticamente la naturalización. Una residencia permanente en la nación asiática puede conseguirse estableciendo una pequeña compañía dentro de sus límites geográficos.

Destaca también a Brasil, cuyas políticas de obtención de documentos son bastante flexibles para los extranjeros de cualquier parte del mundo. El tiempo de efectivización de los trámites en el país, pueden tardar entre seis meses y tres años.

Por otro lado, países como Bélgica, Israel y Panamá, cuentan también con políticas bastante flexibles de obtención de residencias, que en el primero de los casos (residencia belga), pueden ser transmitidos a generaciones futuras.

Existen muchas otras alternativas útiles de obtención de documentación extranjera que le permitirán al inversor controlar sobre sus inversiones, más allá de la jurisdicción del territorio en que se encuentra. Para recibir un informe detallado sobre más otras modalidades de negocios que le permitan salvaguardar y multiplicar su patrimonio, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta