La Argentina a oscuras: ¿vale la pena un servicio más barato pero ineficiente?

El virus de la crisis del sector energético parece propagarse a todos los niveles. Esta vez, es el turno del sector eléctrico: se trata de las consecuencias de una de las tantas condicionantes impuestas por el Gobierno a las empresas en el país.

Los prestadores de servicio eléctrico de la Argentina están empezando a resentir los efectos nocivos de la política de congelamiento de tarifas de consumo vigentes desde hace seis años, que han vuelto insostenible la actividad del sector.

Ante esta situación, es imposible dejar de preguntarse: ¿vale la pena un servicio más barato pero ineficiente?. Evidentemente no. Aunque los apagones registrados durante lo que va de verano no se comparan en cantidad con los que hubo el año pasado, estos siguen dándose con relativa frecuencia y se han acentuado en la medida en que las temperaturas han ido elevándose.

¿Qué deparará febrero en materia de apagones?

Comienzan a caer los titanes

La compañía Edesur, encargada de abastecer a seis millones de clientes reportó pérdidas por el orden de los 1358 millones de pesos en su balance de cierre de 2014. No conforme con ello, anunció su incapacidad para continuar cumpliendo con sus funciones, en vista de que los márgenes arrojados por la prestación del servicio eléctrico son “insuficientes para garantizar la sostenibilidad económico-financiera del negocio”, tal como lo afirma la empresa en un comunicado dirigido a la Bolsa de Comercio local.

La segunda distribuidora eléctrica del país explicó que la principal causa de los resultados de su desempeño del año pasado está vinculada a la deuda asumida con la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (Cammesa), que sirvió de apoyo financiero a Edesur con el propósito de contrarrestar el retraso en la actualización de tarifas decretado por el Gobierno argentino.

Junto a Edenor, esta empresa acumula la deuda más prominente con Cammesa, que en conjunto alcanza los 8.500 millones de pesos. Por si fuera poco, existe una larga lista de empresas proveedoras de energía eléctrica en el país que han adquirido compromisos financieros con la entidad, en vista de la falta de recursos que enfrentan como consecuencia de la pobre rentabilidad de sus actividades.

Crónica de una muerte anunciada

A comienzos del segundo semestre de 2014, ya las empresas Edenor y Edesur habían emitido alertas de su situación  ante el ejecutivo. En esa oportunidad, dejaron claro que sus ingresos  habían mermado considerablemente ante la ausencia de una recomposición de las tarifas de consumo. A ello se suma la gota que rebosa el vaso: la omnipresente inflación.

En ese momento ambas solicitaron al gobierno tomar cartas en el asunto debido a que su reducido margen de maniobra por falta de recursos económicos, las llevó al punto de no poder cumplir con sus compromisos de pago de sueldos al personal, ni pago de materiales a proveedores.

Desde la casa rosada no se muestran signos de pronunciamiento ante la situación actual y menos aún, de flexibilización de las restricciones tarifarias que tanto debilitan al sector eléctrico.

Con el  continuo avance de un Estado invasivo y arbitrario…

¿Cuál será la próxima pieza que caerá en el tablero de juego?

El escenario no luce alentador para la economía argentina. Ante la catástrofe que no solo atañe al rubro energético descrito, usted como inversor puede refugiarse en activos que blindarán su patrimonio. Si desea recibir informes detallados sobre las alternativas de inversión en las que puede escudarse de cara al contexto argentino, suscríbase al Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Johnson suffers from hypertrophic cardiomyopathy, a common heart muscle disease that most often is diagnosed in infancy or adolescenceOpen in New York next month.mcm backpack for sale
He was clutch with the putter,” Rose said.mulberry bags sale uk
The Rams executed three huge plays on special teams that won them the game on a day when they were outgained by Seattle 463 to 275.cheap ray bans sunglasses
Worst of all, instead of finding a way to adapt the narrative rhythms of the comics to the format of the TV drama, they’ve been trying unsuccessfully to force the character awkwardly, almost painfully, into the confines of a cookie cutter procedural.mulberry sale uk

In 2012 or 2013, Monis unsuccessfully attempted to join the notorious Rebels Motorcycle Club, Callan said.toms outlet

Deja tu respuesta