El político argelino Rachid Nekkaz apuesta por la compra de Charlie Hebdo

El empresario e inversor argelino Rachid Nekkaz, conocido por la organización de protestas en contra de la prohibición de uso del velo en espacios públicos en territorio francés, realizó una oferta de inversión en torno al 51% de las participaciones de Les Editions Rotatives, empresa encargada de la edición del semanario satírico Charlie Hebdo, víctima de un ataque islámico esta semana.

Nekkaz, quien renunció a su ciudadanía francesa por considerar a Francia como el país con las políticas más anti islamitas del mundo, estableció su residencia en Argelia hace más de un año y medio por compromisos políticos. De acuerdo con una publicación de Bloomberg, el activista manifestó que sus intenciones se ven impulsadas por su creencia de que “ningún musulmán del mundo pueda aceptar que un ser humano sea asesinado en el nombre del Islam”.

La oferta de compra consiste en una inversión de 820.000 dólares que corresponden a la mitad de los activos de la publicación. Los términos de negociación corresponden a los parámetros fijados en una oferta anterior, registrada en 2012 por el mismo Nekkaz, la cual  incluye garantía de independencia.

Para 2012, el empresario y político realizó un primer contacto manifestando sus intenciones de inversión pero la propuesta no fue aceptada ya que según voceros de la publicación, el medio contaba con políticas de protección del Estado y se encontraba explorando otras modalidades de financiamiento para  sobrellevar las dificultades económicas que atravesaba.

En vista de los dramáticos acontecimientos de los últimos días en torno a la muerte de varios trabajadores de Charlie Hebdo, el Gobierno francés otorgó un millón de euros como indemnización a la revista, en base a lo cual se realizará la impresión de un millón de ejemplares de la misma esta semana, en contraste con los 60.000 números habituales.

Según Bloomberg, las campañas de protesta de Nekkaz le han valido la acumulación de multas equivalentes a 204.000 euros en los últimos tres años y medio. Sin embargo, el inversor mantiene una postura firme de negación a aceptar que el miedo al islam sea explotado para promover leyes que restrinjan las libertades de los ciudadanos.

Rachid Nekkas se crió en el barrio de clase trabajadora Choisy-le-Roi, al sur de París. A pesar de haber renunciado a la ciudadanía de ese país, el apego a los valores de su crianza allí han sido el motor de su deseo de convertirse en inversor de la publicación que se vio implicada como víctima de una masacre que involucra sus creencias religiosas.

Sin embargo, las leyes de ciudadanía a veces representan trabas para las inversiones de extranjeros que por uno u otro motivo intentan involucrarse en iniciativas de negocios en diferentes países. Personajes influyentes en el ámbito de las inversiones personales, destacan la importancia de la obtención de documentación extranjera que pueda facilitar la colocación de activos más allá de las fronteras del país en el que se nace.

Si desea recibir un informe detallado sobre trámites necesarios para invertir alrededor del mundo, así como información sobre inversiones en general,  no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta