El Ejecutivo cierra el año haciendo uso de las reservas del BCRA

De acuerdo con el boletín oficial publicado el pasado 31 de diciembre de 2014, el gabinete económico del Gobierno argentino tomó 13.000 millones de dólares de las reservas monetarias del BCRA para cumplir con compromisos de pagos de deuda.

El comunicado establece la emisión de dos letras del tesoro con el propósito de saldar cuentas adeudadas a organismos financieros internacionales y la integración del Fondo de Desendeudamiento Argentino.

Según un reporte de Ámbito, la primera de las letras fue girada por 3.043 millones de dólares, con fecha de 25 de agosto de 2014 y  vencimiento para  2024, con amortización íntegra al vencimiento. El título devengará intereses por el mismo orden de las tasa de interés del Banco Central durante el mismo período  y hasta un máximo de la Tasa Libor anual (actualmente equivalente al 0.62% anual) menos un punto porcentual.

La segunda letra fue emitida con fecha de 30 de enero de 2014, por 9.855 millones de dólares, con un plazo de amortización de 10 años y las mismas características de interés de la primera.

En ambos casos, se aclaró que los fondos serán destinados a la cancelación de servicios de la deuda pública con tenedores privados y organismos internacionales. Adicionalmente, se destaca que, en caso de resultar un excedente, éste podrá destinarse a financiar gastos de capital, siempre y cuando el efecto monetario de los movimientos sea neutro.

Una nota de La Nación reseña que a través de esta medida se hizo uso de la totalidad de los recursos habilitados para el presupuesto fijado en 2014, con el objeto de cumplir con los pagos de deuda denominados en divisa estadounidense.

El artículo de La Nación también hace referencia al hecho de que la disposición de financiamiento de gastos de capital bajo las condiciones explicadas no se estaría cumpliendo, debido a que, de acuerdo con los registros del propio BCRA, durante el año se realizaron transacciones al Tesoro que fungen como adelantos transitorios, al mismo tiempo que la disponibilidad de bonos pertenecientes al Gobierno en las cuentas de la entidad financiera aumentaban en niveles coincidentes con los montos de los movimientos destinados al sector público.

La información publicada sugiere que el BCRA transfirió los fondos al Tesoro y posteriormente, para poder disponer de las cantidades en pesos, éste realizó una nueva venta de las divisas al Banco Central y así logró el acceso a más pesos. Esta práctica resultaría contraria a lo establecido en el artículo 50 de la Ley de Presupuesto.

Si desea recibir un informe detallado sobre el desempeño del mercado  argentino así como información de interés sobre inversión, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido