¿Cómo pueden los inversores aprovechar el interés de China en América Latina?

El presidente del Gigante Asiático, Xi Jinping, anunció la consolidación de acuerdos de inversión con la región latinoamericana por 250.000 millones de dólares durante los próximos diez años, así como las intenciones de duplicar el comercio bilateral con la zona durante ese período, para alcanzar los 500.000 millones de dólares. La noticia fue emitida por el mandatario en el marco del I Foro ministerial entre China-CELAC, realizado en Pekín en el día de ayer.

Los principales sectores que atraen la atención del “Dragón Rojo” para la inversión en el mercado regional, de acuerdo con los últimos convenios son: infraestructura, energía, minería, industria, innovación científica, educación y políticas sociales; así lo señala un reporte de América Economía.

Como sucede con el caso de África, América Latina es una fuente de materias primas de mucha importancia para el crecimiento de China, lo que representa el motivo principal del afianzamiento de éste en la región emergente. Un artículo de China Policy Review, reseñado por BBC Mundo, establece que en 15 años, el Gigante Asiático pasará a ser el principal socio comercial de esta zona, desplazando de esa manera a los Estados Unidos.

A pesar del avance de este imponente actor, los analistas no están preocupados por la posible existencia de segundas intenciones sobre los locales. Según Joe Chi, director ejecutivo del Centro de Comercio Chino-Latinoamericano, mencionado por BBC Mundo, los intereses de la nación están fundamentados en los recursos naturales de América Latina y la posibilidad de continuar estableciendo empresas mixtas para la fabricación de productos chinos en este territorio, en vista del aumento progresivo de los costos de producción en ese país.

En ese contexto, formalizan la compra de la mayor cantidad de soja posible a Argentina, abarcan un tercio de la producción de cobre de Chile y reciben más de 600.000 barriles de petróleo de Venezuela, por ejemplo.

Aunque en el caso argentino, la balanza comercial resulta deficiente desde el punto de vista interno (10.000 millones de dólares en exportaciones y 5.000 millones en importaciones), el flujo de operaciones se ha cuadruplicado en los últimos años.

¿Cómo puede el inversor aprovechar este escenario?

Frente a este escenario, existen algunas oportunidades que pueden ser aprovechadas por el inversor local. Al respecto, Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global, considera que “las empresas vinculadas a la infraestructura, que fungen como proveedores del Estado pueden ser las grandes ganadoras en cuanto al fortalecimiento de sus valoraciones. El problema es que el mercado bursátil local es tan pequeño que no hay empresas que representen genuinamente este sector”.
Sin embargo, Martínez Burzaco destaca que “si hay un efecto derrame hacia otros sectores por mayor actividad, empresas siderúrgicas como Siderar pueden ser una buena opción, o las vinculadas con el consumo. En ese particular, los bancos por ser las principales empresas que  ofrecen financiamiento a esta actividad al mismo, pueden ser una buena alternativa de inversión”.
En relación a las opciones en el rubro petrolero, manifiesta “si hay desembarco chino en lo referente al petróleo, YPF puede ser la gran favorecida”.

Si desea recibir un informe detallado sobre los acuerdos bilaterales del mercado local e internacional y  las alternativas de inversión aprovechables en base a estos, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta