The Economist: la Argentina afrontará en 2015 una “inflación galopante” y “crisis de pagos”

El semanario británico The Economist analizó el escenario económico de la Argentina para 2015 y pronosticó que el país podría incurrir en “una crisis de pagos”, “una inflación desenfrenada” y que podría sufrir una “revuelta popular antes de las elecciones presidenciales del año próximo.

De acuerdo con el reporte de la reconocida revista, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner corre “el riesgo” de afrontar ese escenario el próximo año y deberá “tomar medidas” antes de los comicios.

“Las medidas necesarias para evitar esto serán dolorosas para la población y un anatema para los ideólogos del Gobierno”, señaló The Economist en su informe “The World in 2015”, que incluye sus previsiones políticas y económicas para el último año de gobierno kirchnerista.

De este modo, el desafío del Gobierno para el próximo año será articular medidas con el objetivo de que los vencimientos de deuda no “sean dolorosos” para los ciudadanos. Además, prevé que el crecimiento del Producto Bruto Interno será del 1,9% y que la inflación alcanzará el 26,5% anual.

¿Y sobre el próximo presidente?

La revista señaló que “es probable que el próximo presidente sea otro peronista” y advirtió que el nuevo gobierno tendrá pocas opciones además de “estabilizar la economía” y trabajar “hacia un renovado acceso a los mercados internacionales, cerrados desde el default de 2001″.

En este sentido, el desafío del ganador de las elecciones de 2015 será una “larga carrera de disputas” con los holdouts, y de modificar los subsidios y los controles a las importaciones.

Así, pronosticó que los argentinos elegirán un gobierno “más pragmático y moderado” para poner fin a los años de las reglas “populares y nacionalistas”. Los candidatos que menciona son Sergio Massa, Daniel Scioli y Mauricio Macri.

¿Qué respondió el Gobierno?

La respuesta no se hizo esperar y en su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, descalificó el duro panorama que el semanario británico hizo para la economía del país.

La calificación que utilizó Capitanich fue la de una “una usina conservadora pagada por el sistema financiero internacional” que procura “denostar a la Argentina”.

Además, defendió que el país tendrá para el próximo año “una menor demanda de dólares” producto de una “proyección de deuda decreciente” y “del precio y la sustitución de importaciones de energía”.  La Argentina “tiene solidez desde el punto de vista macroeconómico”, finalizó.

Si desea recibir información sobre la economía argentina, recuerde que puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero. Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta