Suiza se planta firme frente a la crisis financiera rusa

Por primera vez desde la década de los 70, el Banco Nacional Suizo anunció la imposición de tasas de depósito negativas para contrarrestar el oleaje de capitales provenientes de Rusia. Estas tasas serán fijadas en torno a un 0,25%.

Según declaraciones de Thomas Jordan, presidente del BNS, la medida surge ante la sorpresiva suba de las tasas de interés en Rusia, que hoy se encuentran en 17% y que no han logrado detener el desplome sufrido por el rublo, que a la fecha se ha depreciado en más de un 40% en relación al dólar.

De acuerdo con un reporte de Bloomberg, Jordan señaló que las compras de moneda extranjera se habían reanudado en los últimos días después de estar suspendidas por dos años. Asimismo, enfatizó que de ser necesario, se adoptarán medidas adicionales de protección ante los posibles efectos de la crisis rusa y la fuga de capitales exponencial que está experimentando ese país.

Luego del anuncio, el franco suizo tuvo una caída en su cotización y pasó a ubicarse en 1.2038 unidades por euro, en tanto que descendió 98 céntimos frente al dólar.

El BNS explicó que la incertidumbre del mercado financiero internacional, comandada por la grave situación de la economía rusa, impulsó sustancialmente la demanda de refugios monetarios confiables.

Es de mencionar, que la medida impositiva de tasas de depósito negativas será evaluada en cada caso particular. En cuanto a los bancos sujetos a exigencias de reservas mínimas como el Grupo UBS AG y el Grupo Credit Suisse AG, la tasa será 20 veces el encaje mínimo legal , mientras que para las instituciones financieras que no requieran cumplir con tales obligaciones, se otorgarán subsidios de aproximadamente 10,2 millones de dólares.

Los más afectos ante la medida, que se espera entre en vigencia a partir del 22 de enero de 2015, serán los bancos extranjeros con sede en Suiza. Según la nota, algunas fuentes especulan que la fecha fue escogida en base a la reunión del Banco Central Europeo que tendrá lugar ese día, para discutir la política de estímulos monetarios de la Euroza el año próximo.

Cabe destacar que la última vez que Suiza aplicó tasas negativas en los 70, los efectos no fueron los esperados. Sin embargo el presidente de BNS alega que este es un momento distinto y otros factores convergen para dar entrada a este mecanismo.

Si desea recibir un informe detallado sobre el comportamiento de los mercados internacionales, así como información sobre inversiones en general,  no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido