Se encienden las alertas para prevenir desastres en los mercados emergentes

Este lunes fue un día difícil para los mercados financieros en América Latina y muchos de ellos registraron bajas sorpresivas, en medio de los temores por el crecimiento económico mundial y el continuo recorte de los precios del petróleo, uno de los productos estrella que más exportan.

Mientras que la Bolsa argentina cayó en parte por el fracaso de la nueva emisión de deuda de los bonos en dólares con vencimiento en 2024, la de Chile cerró en el nivel más bajo de los últimos nueve meses por el efecto dominó en el resto de parqués bursátiles. La Bolsa de Brasil se vio arrastrada por la caída de valor de las acciones de Petrobras, mientras que en México bajó a un mínimo de 18 meses, también debido al cada vez menor valor del oro negro.

Este lunes, Inversor Global publicó el artículo llamado “¿Llegará el barril de petróleo a costar 40 dólares el próximo año?” y al mismo tiempo la cotización del Brent tocó los 59 dólares, un precio que no se había visto en cinco años. Las noticias no son nada alentadoras para la región latinoamericana, cuyos mercados se vieron impulsados durante la crisis económica gracias a la fortaleza de sus monedas y las exportaciones de sus materias primas, principalmente. Pero ahora el escenario cambió y es hora de lanzar advertencias para prevenir cualquier inconveniente.

La crisis de 1998 de los mercados emergentes: ¿se repite?

De acuerdo con un artículo publicado por Bloomberg, en 1998 Rusia se declaraba en default, además de sufrir una devaluación de su moneda. Paralelamente, Venezuela estaba hundida en una crisis financiera. A todo esto se le sumaba también una dramática caída en los precios del crudo y, por esta razón, la similitud con el escenario actual produce el surgimiento de determinados llamados de atención.

Los factores que se asemejan a lo ocurrido en 1998 son la debilidad y dependencia de las divisas emergentes, la reducción de la cotización del crudo y la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de incrementar las tasas de interés. No obstante, los emergentes están mejor resguardados en términos de tener menores reservas internacionales y deuda, además de que cambiaron su política de tipo de cambio a una flexible. Esto les permitirá sobrellevar mejor la posible futura volatilidad de los mercados.

Pendientes de la Fed

Este miércoles, las Bolsas latinoamericanas se mantendrán en vilo a la espera de las últimas declaraciones que haga el banco central estadounidense, en términos del incremento de las tasas de interés gracias a la mejora de la economía local. Si el ente monetario entrega algún indicio de que todo sigue en pie, la inversión que aún se presenta en los mercados emergentes se trasladará nuevamente al país del Norte, lo cual será bastante negativo para el mundo financiero de este hemisferio.

Con todo este panorama, tanto inversores como los gobiernos de las naciones de América Latina tendrán que prepararse para un período de bajas y menor inversión.

Inversor Global le puede dar una mano en su camino por lograr mayores ganancias. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Deja tu respuesta