Rusia sale a vender sus reservas para frenar la caída del rublo

Tras el desplome del rublo de más del 20%, el Ministerio de Finanzas de Rusia anunció hoy que comenzará a vender en el mercado sus reservas de divisas extranjeras para frenar la caída histórica de su moneda.

“Venderemos tanto como sea necesario”, afirmó un portavoz de las autoridades en declaraciones a la agencia Interfax. El funcionario indicó también que el rublo se encuentra extremadamente subvalorado, pero no detalló el volumen o el tipo de activos que están dispuestos a vender.

El anuncio fue hecho un día antes al esperado discurso del presidente Vladimir Putin, quien se enfrenta a la peor crisis económica en sus quince años en el poder por la caída del precio del petróleo y las sanciones internacionales que le valió la adhesión de Crimea a su territorio.

Como consecuencia de la medida, la moneda rusa reaccionó de inmediato y ganó un 5% respecto al dólar en comparación con el martes. Así, en respuesta a las últimas acciones adoptadas por las autoridades rusas, el cambio del rublo se fortaleció significativamente frente a las principales divisas. De acuerdo con el diario El Mundo, el dólar cotiza en los 62,644 rublos, por debajo de los 80 que llegó a alcanzar ayer.

En una primera instancia, la decisión que tomó el Banco Central de Rusia de elevar los tipos de interés del 10,5% al 17% no surtió ningún efecto en la jornada del martes. Y según la agencia de noticias Tass, la entidad vendió 1.961 millones de dólares el lunes para respaldar el rublo, aunque tampoco tuvo mucho impacto positivo en los mercados.

De este modo, la venta de divisas que propone el Ministerio de Finanzas se une a las intervenciones que ya viene realizando el Banco Central. La entidad lleva gastados 80.000 millones de dólares en lo que va del año para defender el rublo.

La moneda rusa perdió casi la mitad de su valor en lo que va de año, como consecuencia del creciente aislamiento internacional de Rusia por la crisis ucraniana y por la caída del precio del petróleo, principal fuente de ingresos para el Estado.

Un riesgo para los países emergentes

La crisis en Rusia y el derrumbe de los precios del petróleo encendieron las señales de alarma para los países emergentes.

En la medida en que el dólar atrae capital hacia activos estadounidenses con mejores retornos, los emergentes se vuelven cada vez menos atractivos. Las monedas de países como Turquía, Tailandia e Indonesia registraron fuertes ventas recientemente y las autoridades locales empezaron a tomar medidas al respecto.

Según advirtió el banco central ruso, la economía del país podría caer entre el 4 y el 5% en 2015 si los precios del petróleo no suben de 60 dólares. Por otro lado, Venezuela también muestra complicaciones. Dueño de las mayores reservas de petróleo del mundo, sus finanzas están en estado crítico ya que el 96% de sus divisas provienen del commodity.

Si desea recibir información sobre mercados emergentes, recuerde que puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero. Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta