¿Por qué el plan de recompra y canje del Boden15 fue un “fracaso anticipado”?

Aunque los rumores sobre el lanzamiento del programa de recompra y canje del Boden 2015 giraban en torno a un ingreso de 1500 millones de dólares, la operación no logró acercarse a la cifra. Los resultados desagregados del plan fueron dispuestos de la siguiente manera: 185 millones de dólares por la recompra del Boden 2015,  376 millones de dólares en función del canje por Bonar 2024 y  285 millones de dólares recaudados por la emisión de Bonar 2024.

De acuerdo con la información publicada por El Cronista, esto se traduce en una entrada neta de 103 millones de dólares y un aporte menor a los 400 millones de dólares con respecto a los vencimientos del año próximo.

Opiniones de expertos citadas por El Cronista, señalan los diferentes motivos por los que este resultado era de esperarse. En ese sentido, Guillermo Nielsen, ex secretario de Finanzas estableció que hubo una carencia de acciones de marketing para el lanzamiento de la emisión. “Este tipo de operaciones deben anunciarse en Nueva York y en Buenos Aires, lo que implica visitar a los inversores y dar la cara”, puntualizó.

Asimismo, Nielsen expresó que se debió fijar un precio más realista para las transacciones y así generar un mayor atractivo.

Por su parte, Miguel Kiguel, director de EconViews consideró que de haberse conseguido éxito con la operación, el Gobierno se habría encontrado en una mejor posición para negociar con los holdouts, en un contexto en donde las reservas se habrían visto fortalecidas y se contaría con fondos frescos.

El experto hizo énfasis en que el planteamiento del programa era bastante acertado, pero en el proceso de ejecución se cometieron errores como anunciar precios y no ajustarlos al mercado. De acuerdo con los valores fijados en el programa, quienes compraban los títulos tendrían que asumir pérdidas de 1,5% en relación a las cotizaciones del mercado.

Ambos especialistas coinciden en que el gabinete económico tiene la posibilidad de realizar una nueva emisión bajo una dinámica más eficiente. Sin embargo, Nielsen alega que el problema en este caso sería la falta de credibilidad generada a partir del fracaso inicial, en cuanto a la capacidad de conducir correctamente otro lanzamiento de este tipo.

Frente al escenario actual, la suma de vencimientos establecida para el próximo 2015, calculada en 15.000 millones de dólares se mantiene igual.

En cuanto a las proyecciones a  corto plazo en función de lo expuesto, Kiguel expresa que el tipo de cambio va a seguir desfasado y habrá que mantenerse a la expectativa de la reacción del mercado blue y el contado con liquidación ante la noticia.

Si desea recibir un informe detallado sobre el desempeño del mercado argentino así como información de interés sobre inversión, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta