Los bajos precios del crudo dejan en aprietos a la economía de Venezuela

Entre los países más afectados por la crisis del mercado energético, Venezuela es sin duda, uno de los más golpeados. El país caribeño que ha visto caer en más de 35% los ingresos que recibe por la venta de petróleo desde mediados de año, anunció la necesidad de financiamiento internacional para sopesar el impacto negativo de las cotizaciones del crudo sobre su economía.

En un comunicado emitido el pasado lunes, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se refirió a los pronósticos sobre un mayor declive en la valoración del petróleo, motivo por el cual alegó que su gobierno se verá en la necesidad de recurrir a los mercados en búsqueda de recursos. Al mismo tiempo, denunció un presunto “bloqueo económico” por parte de las empresas calificadoras de riesgo, que según sus palabras han puesto el riesgo país de Venezuela como uno de los más altos del mundo, de manera infundamentada.

De acuerdo con El Universal, las declaraciones del jefe de estado influyeron sobre la caída registrada en la jornada de ayer por los bonos de ese país y de Pdvsa, que acumularon en promedio descensos de entre 2 y 3 puntos.

El mandatario no precisó si planean realizar emisiones en dólares en el corto plazo, aunque su ministro de finanzas declaró en octubre que esta opción estaba descartada.

La economía venezolana, cuyos ingresos dependen en un 96% de las exportaciones de crudo,  no ha fallado en el pasado con el cumplimiento de sus compromisos de pago en el ámbito internacional. Sin embargo, El Cronista, cita la opinión de expertos que aseguran que los inversores mantienen sus reservas con respecto a la solvencia del país que atraviesa una crisis de inflación, escasez y recesión.

A pesar de que los especialistas afirman que las medidas para solucionar la situación de Venezuela están ligadas a una nueva devaluación y al aumento del precio de la gasolina, catalogada como la más barata del mundo, el gobierno se ha inclinado por fijar políticas de endeudamiento que no acarreen costos políticos.

Las tasas de rendimiento de los títulos venezolanos se ubican en 34%, mientras que su índice de riesgo país alcanza los 2.072 puntos. La nota de El Universal señala que hasta finales del mes de noviembre el Gobierno Socialista había colocado 64% de la deuda programada para 2014, por lo que aún tiene pendiente por emitir más de 30.000 millones de bolívares.

Si desea recibir un informe detallado sobre las perspectivas del mercado global, así como del ámbito de inversiones en general, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta