La volatilidad del mercado potenció al Merval en 2014

 

Faltan unos pocos días para que termine el año y el resumen del comportamiento del mercado de valores argentino muestra resultados positivos al ganar 55% en términos generales. En detalle, la mayor parte de los títulos que conforman la cartera de acciones del Merval rindieron mas de un 100%.

El rubro financiero y energético impulsaron este desempeño al alza, aún con la abrupta caída de los precios del petróleo desde el segundo semestre del año, que hizo retroceder las acciones de las compañías de este ramo.

De esa manera, El Cronista especifica las variaciones más destacadas registradas por las empresas, señalando así el crecimiento de 191,3% de Transener, 163,2% de Francés, 150,8% de Macro y 148% de Edenor. En adición a ello, las acciones de Pampa subieron 138,6%, las de Aluar 126,5% y Siderar 105,4%.

En el caso particular de los títulos pertenecientes al rubro petrolero, Petrobras Brasil perdió un 25,3%, mientras que Tenaris se depreció en 10,6%, siendo las únicas empresas que cerraran 2014 con esta negativa.

En un contexto donde según consultoras privadas, la inflación supera el 30% y además tuvo lugar un default selectivo, también los bonos locales presentaron variaciones positivas para finales de 2014.

Los expertos aseguran que esta tendencia se debe principalmente a la expectativa de un cambio de Gobierno para el último trimestre del año próximo. Así, los instrumentos más destacados en este sentido fueron el Discount, con ganancias de 16% anual en dólares  y 43,5% en moneda local, los títulos Par con retornos del 25% , el Bonar con un rendimiento del 8,5% en dólares y el Boden 2015, que mantuvo su valoración de comienzos de año:  99,56 dólares hoy antes 98,92 de entonces.

De acuerdo con información del diario en cuestión, la volatilidad del escenario local fue un factor clave dentro del comportamiento de la Bolsa argentina, comenzando por la devaluación decretada en el mes de enero que arrastró a la baja a los títulos en general. Posteriormente, la agudización de los conflictos de deuda en mercados financieros externos, repercutieron notablemente para acentuar las caídas y ante el inminente default, los papeles comenzaron a dispararse, comportamiento que se mantuvo luego de profundizarse la incertidumbre ante el futuro acuerdo con los holdouts.

En relación a ello, se citan las declaraciones de Christina Reos, gerente de research de  Allaria, quien explica que “si la Argentina no tuviera problemas con la colocación de deuda en el exterior, los títulos debería rendir menos, como en el caso de Ecuador o Brasil”. Sin embargo, el mayor período de alza tuvo lugar durante agosto y septiembre, ya que debido a los fuertes controles implementados durante el último trimestre, los bonos en pesos registraron menores operaciones.

Si desea recibir un informe detallado sobre el desempeño del mercado  argentino así como información de interés sobre inversión, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta