El efecto “bola de nieve” de la economía rusa

La crisis rusa cobra cada vez mayor intensidad, impulsada por la baja constante de los precios petroleros y por las sanciones internacionales que le valió la adhesión de Crimea a su territorio.

El Banco Central de este país emitió un comunicado el pasado lunes advirtiendo acerca del incremento de las posibilidad de producirse una contracción de 4,8% de su PIB para 2015, si los precios del crudo se mantienen en torno a los 60 dólares por barril. Y es que el sector energético ruso provee a la economía de 530.000 millones de dólares en ingresos, que se ven disminuidos ante la crisis del rubro, provocando un déficit comercial y financiero de gran magnitud. 

De acuerdo con información emitida por BBC Mundo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) aseguró que ante la ausencia de estos fondos, el gobierno se vería en la necesidad de optar por créditos al 10% por año. 

La debacle se potencia ante una moneda local cada vez más devaluada, que ha perdido la confianza de los inversores ante la incapacidad de Putin de sostener el gasto público por medio de ingresos no petroleros. Con respecto a ello, CCN Expansión reseña una nueva caída del 8% en la valoración del rublo, lo que equivale a 78 rublos por euro y 63 por cada dólar. No conforme con ello, el núcleo inflacionario registra ya un aumento de precios del 9%.

En un intento por frenar la caída de la moneda local, que acumula ya un aproximado de 48% (en referencia al dólar), el Banco Central de Rusia ha inyectado 5.900 millones de dólares a los mercados cambiarios sin tener éxito. 

En esa misma secuencia, la entidad anunció en el día de hoy un nuevo aumento en sus tasas de interés, para ubicarlas en 17% frente al 10.5 % establecido en el último ajuste realizado la semana pasada. 

Aunque la medida busca recuperar la confianza de los mercados, podría terminar por dificultar el crecimiento económico del país. 

A la fecha, se espera que para cierre de este año en conjunto con 2015, Rusia experimente una fuga de capitales de mas de 100.000 millones de dólares. Eso significa que las medidas implementadas por el gobierno con respecto a los incentivos de moratoria fiscal de dos años para las empresas recién creadas y una amnistía para los capitales que retornen a Rusia, no han surtido el efecto deseado.

Los mercados internacionales se mantienen a la expectativa de la conferencia de prensa que ofrecerá el presidente Putin el próximo jueves, en la que se espera que el mandatario se pronuncie nuevamente en relación a la preocupante situación.

Si desea recibir un informe detallado sobre el comportamiento de los mercados internacionales, así como información sobre inversiones en general,  no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta