Conozca la clave para garantizar el éxito de sus inversiones

Invertir puede resultar bastante intimidante para el común denominador de las personas, ya que este está asociado con la toma de decisiones complicadas y metodologías de acción muy elaboradas y de difícil comprensión. Sin embargo, los inversores más reconocidos a nivel mundial consideran que el secreto para hacerlo de manera próspera es la simplicidad. Testimonios de reconocidos como Peter Lynch, gestor del exitoso fondo Fidelity Magellan Fund  y Warren Buffett, gurú de las inversiones, así lo confirman.

Lynch considera que realizar un análisis simple y efectivo puede traer mejores resultados que los métodos de selección más sofisticados. Según sus acertadas apreciaciones, “nunca se debe invertir en una idea que no pueda ilustrarse con un crayón”.

En adición a ello, sugiere que utilizar las experiencias cotidianas desde la perspectiva de consumidor, en el proceso de selección de acciones resulta un aporte valioso, ya que el atractivo percibido en el producto o servicio en cuestión le otorgan a éste ventajas competitivas y diferenciadoras que vienen acompañadas generalmente de un buen desempeño financiero. Sin embargo, siempre hay que tomar en cuenta otros elementos como el estudio financiero del negocio.

Por su lado, Buffett, uno de los hombres más ricos del planeta, también establece la simplicidad como pilar fundamental del análisis previo a la toma de decisiones para invertir. El inversor, le da especial importancia a la necesidad de respetar el ámbito de acción de cada uno de acuerdo con sus competencias, es decir, invertir en negocios cuya dinámica pueda comprender y estudiar sin mayores complicaciones.

Como muestra de ello, Buffet se mantiene al margen del atractivo sector tecnológico por considerar que éste se encuentra fuera de su manejo. En ese sentido, también señala que esta práctica permite reducir los riesgos en materia de inversiones y destaca que  el grado de convencimiento del inversor sobre una empresa o acción en particular,es el factor decisivo del éxito a la hora de tomar decisiones de compra o venta en momentos de incertidumbre del mercado.

En resumen, el retorno que se obtiene a largo plazo a partir de una acción, ciertamente depende de factores como las ventas, ganancias y flujos de caja de una empresa. A ello se suman las cualidades diferenciadoras del producto o servicio de la compañía que generan ventajas sobre su competencia y garantizan su rentabilidad en el tiempo, al mismo tiempo que se disponga de la total comprensión del funcionamiento del negocio sobre el cual se pone dinero, optando siempre por aquellas alternativas en que las probabilidades de éxito son visiblemente favorables.

Fuente: Sala de Inversión.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido