¿Sin capital para empezar un negocio? Pruebe estos consejos

El hecho de contar con un capital limitado o un presupuesto ajustado no son un impedimento para el emprendedor de hoy. Usted puede comenzar un negocio incluso teniendo muy poco dinero en sus bolsillos. ¿Cómo? Con una correcta combinación de habilidades, ética laboral y el famoso know-how.

Chris Guillebeau, autor del libro The $100 Startup, explica que para tener éxito en un proyecto empresarial, lo mejor es pensar cuidadosamente en todas las habilidades que se tienen y que podrían ser útiles para otros, y sobre todo, en la combinación de esas facultades.

Siguiendo estas líneas, el sitio de noticias Entrepreneur.com publicó una serie de recomendaciones para iniciar un negocio cuando se tiene poco o nada de dinero. En esta nota de Inversor Global le contamos algunas posibilidades:

– Venda sus servicios

Una buena manera de empezar un negocio con poco o ningún capital inicial es brindando sus servicios en lugar de un producto físico. En función de sus habilidades e intereses, existe una gran variedad de cosas que puede ofrecer.

Mientras que algunos requieren un alto nivel de conocimiento, como la contabilidad por ejemplo, otros tan sólo necesitan un poco de práctica y saber cómo se hacen. En este caso, puede ofrecerse a cuidar niños, cortar el césped o brindar apoyo escolar.

Debido a que usted estará vendiendo sus servicios, sería útil que tenga una página o blog para mostrar su trabajo, contar su experiencia y acercar su propuesta a los visitantes. Para ello, puede utilizar páginas gratuitas como Elance, WordPress o Wix. Además, puede sacar ventaja de la publicidad gratuita y el marketing a través de las redes sociales. Estas son hoy en día una excelente herramienta para una ganar exposición e interactuar con potenciales clientes.

¿Pensó en hacer un trueque?

Una de las prácticas más antiguas de la economía puede servirle hoy en día para conseguir los suministros que necesita para comenzar su negocio con poco dinero. Piense en las cosas que ya no necesita y cámbielas por aquellas que le serán útiles para su proyecto.

– El negocio de la reventa

Y si piensa que no tiene nada qué ofrecer o no se considera una persona creativa, debe saber que muchos emprendedores construyeron grandes negocios en base a la reventa de productos ya hechos. Puede hacer una búsqueda intensiva en tiendas de segunda mano, ventas de garaje o mercados de pulgas y luego revenderlos a través de Internet a un precio más alto.

Un ejemplo muy exitoso de esto es el de Sophia Amoruso, fundadora de Nasty Gal. Su historia podría ser contada en una típica película sobre el “sueño americano”: un arranque complicado, una idea innovadora y millones de dólares ganados. Si bien no hay una película, Amoruso ya publicó un libro donde cuenta su increíble historia llamado #Girlboss.

– Apele al bajo costo

Si bien hay algunos gastos que no podrá evitar, usted puede controlarlos para que no sean excesivos. La frugalidad en el comienzo del emprendimiento puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso de un negocio.

Si desea recibir más ideas, recuerde que puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero. Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta