¿Recién separada y con hijos? Aprenda cómo manejar sus finanzas

Una de las decisiones más difíciles en la vida de cualquier persona es la de divorciarse, y sobre todo, si hay hijos de por medio. Pero una vez que se da este paso, además de lidiar con el dolor, se deben afrontar las consecuencias financieras que conlleva esta decisión. Existen múltiples detalles a tener en cuenta a la hora de empezar una nueva vida y establecer una nueva economía. 

Virginia Porcella, autora del libro “Economía SOS”, explica que a partir de una separación, en el plano financiero las certezas respecto del otro dejan de existir. En este sentido, toda mujer separada debe tener presente que su seguridad financiera y futuro económico dependen solamente de ella misma.

Esto cambia en el caso de haber hijos de por medio, donde se supone que las obligaciones de ambos padres deben mantenerse inalterables. De acuerdo con un artículo que Porcella publicó en Perfil.com, esto no siempre se respeta en la práctica y muchas veces la mayoría de las mujeres se sienten las únicas encargadas de velar por su propia seguridad financiera y la de sus hijos.

En esta línea, la especialista recomienda acordar con su ex pareja un plan que no implique una renegociación constante. Esto la ayudará a preservar sus cuentas y también la relación, lo cual es importante para que los hijos en común sobrelleven la ruptura de la mejor forma posible.

Según lo establece la ley, todos los hombres tienen el deber de aportar financieramente a la manutención de los hijos. Aun así, muchos pierden de vista que el dinero que le pasan a su ex es para cuidar de sus propios hijos y no para mantenerlas a ellas, generalmente, porque no tienen en claro qué gastos corresponde a cada uno.

Pero incluso, muchas veces son las propias mujeres quienes manejan la nueva economía del hogar como un fondo común donde suman todos los gastos de la casa y la familia sin diferenciar que sólo algunos le corresponden totalmente. Para evitar este problema, Porcella propone tres tips fáciles de aplicar. En esta nota de Inversor Global le contamos cuáles son:

Clasificar los gastos

Para evitar malos entendidos, lo mejor es dividir los gastos que en tres categorías: lo que son de los niños, los que son personales y los que involucran a todos. Por ejemplo, en el primer grupo incluir el colegio, niñera, prepaga y ropa. En el segundo, celular y salidas. Y en tercer lugar, alquiler, expensas y gastos de la casa.

Hacer asignaciones específicas

En el caso de que siga viviendo en la casa que compartía con su ex, hacer un listado de las compras y actualizarlo con los precios vigentes es una buena opción para agilizar la negociación y hacerla menos problemática

Para esto, el sistema de “asignación específica” implica asignar gastos a la cuenta de cada uno según lo que hayan arreglado previamente. Lo mejor es que esos gastos se debiten automáticamente de su cuenta, de este modo se evitarán las peleas por establecer prioridades y desconocer a qué lugar se destina el dinero.

Prever el futuro

Ante todo esto, siempre debe tener una cosa presente en mente: ahora corre por su propia cuenta. Por eso, debe adoptar una conducta más previsora y organizada con los recursos económicos. En este camino, es importante que busque un espacio de ahorro para pensar cómo quiere vivir en el futuro y cómo va a  financiarlo para estar cubierta. 

Si desea recibir información para manejar sus finanzas personales recuerde que puede suscribirse al Newsletter Semanal de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero. Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta