¿Se terminó el “viento de cola” para Chile?

Michelle Bachelet se enfrenta a la reforma educativa y un menor crecimiento

El Gobierno chileno, presidido por la mandataria Michelle Bachelet, tendrá un largo camino por delante para poder mantener al país en un camino de crecimiento estable, al mismo tiempo que las clases sociales menos favorecidas y las instituciones públicas obtienen mejores beneficios.

La jefe de Estado hizo este lunes un llamado a su gabinete para analizar el estado actual de la economía y poder trabajar a favor del dinamismo interno, en medio de la preocupación que aumenta por el reducido crecimiento que experimentará el país en 2014.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, la economía creció alrededor de 2% en el tercer trimestre, el más bajo del año, mientras que se espera un leve repunte en el último período. Las autoridades esperan que la economía registre entre 1,75% y 2,25% de expansión este año, el peor desde 2009.

Este lunes Bachelet recibió un informe de su equipo económico que está compuesto por un paquete de medidas que pretende agilizar los trámites para la inversión privada.

Sin embargo, este factor se ha enfriado en Chile debido a las decisiones del mismo Gobierno, que aumentó los impuestos para los inversores de forma de utilizar ese dinero para reducir los niveles de desigualdad en el país.

Esto lo señaló Mary Anastasia O’Grady en una columna para el diario The Wall Street Journal, en el que menciona que los impuestos han aumentado desde el capital hasta el consumo y que la inequidad social se ha convertido en una obsesión para Bachelet y su Gobierno, algo que quiere reducir a toda costa.

Menor desigualdad en la educación

En este nuevo período presidencial para la Presidenta socialista, uno de sus objetivos primordiales estará enfocado en la mejora del acceso a la educación para toda la sociedad, lo cual requerirá de unas reformas en los sistemas vigentes para que los estudiantes hagan parte de las escuelas privadas y públicas.

La Cámara de Diputados aprobó hace unas semanas los primeros cambios para la reforma a la educación y tendrá que pasar la prueba del Senado para poder entrar de lleno en los cambios deseados.

Por una parte, el Gobierno quiere acabar con su sistema de “vouchers”, que consiste en un subsidio entregado a los estudiantes menos favorecidos para acceder a los colegios privados. También pretende terminar con la selección de alumnos que son aceptados, para que tengan la misma posibilidad de acceso.

Estos cambios pretenden mejorar el sistema de educación pública y serán financiados a través de una reforma tributaria que ya fue aprobada por el Congreso y con el que se pretende recaudar unos 8.300 millones de dólares anualmente, según Reuters.

Recuerde que Inversor Global le puede dar una mano en su camino por que sus acciones tengan buena rentabilidad. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter, sólo haga click aquí.

 

Deja tu respuesta