Los bonos en default se recuperaron hasta alcanzar el nivel previo al impago

En enero de 2015 el Gobierno Nacional retomará las negociaciones con los fondos buitre y mientras tanto, el mercado financiero apuesta por una solución al problema de la deuda reestructurada. Tanto es así que, los bonos en default se recuperaron hasta alcanzar el nivel previo al impago. Los papeles pasaron a valer 120 dólares, su nivel más alto desde fines de julio, al descontar que el Gobierno llegaría a un acuerdo con todos los fondos en los próximos meses.

Según publicó el diario El Cronista, a pesar de que el juez estadounidense Thomas Griesa recopila más y más demandas de otros bonistas con deuda en default, el precio de estos bonos continúa aumentando, alcanzando el máximo que habían anotado antes de que la Argentina entrara en cesación de pagos.

Caracas Capital Markets y Exotix, dos consultoras que recopilaron datos, indicaron que los papeles que no entraron en los canjes 2005 y 2010 pasaron a valer 120 dólares, al confiar en que la Argentina negociaría con todos los fondos en los próximos meses, una vez que la clásula RUFO no siga en vigencia.

Los bonos que cayeron en impago marcaron un precio en torno a los 50 dólares antes de que la Corte Suprema rechazara la apelación argentina el 16 de junio, pero a medida que se acerca el vencimiento de la RUFO, los títulos más que duplicaron su valor.

Asimismo, en agosto, ante las expectativas de que la Argentina acordaría con los holdouts para evitar el default, llegaron a valer 125 dólares. Tras el evento de impago, los títulos cayeron hasta niveles cercanos a los 100 dólares y mantuvieron su precio.

“Creo que hay un creciente optimismo que cuando expire la cláusula RUFO el próximo mes, comenzará el inicio de negociaciones serias. Las compras en estos niveles serán más que rentables, sin mencionar que los tenedores de la deuda en default tienen derecho a la devolución total más intereses, muy por encima de los que el mercado está negociando actualmente”, dijo Russ Dallen, titular de Caracas Capital Markets, al diario.

Sin embargo, siguen apareciendo nuevas presentaciones judiciales de bonistas que buscan sentarse a la mesa de negociación en enero. La semana pasada fue el turno del estudio de Bingham McCutchen, que formalizó la demanda de un grupo de bonistas que tienen títulos regidos por la ley de Alemania, por un monto aproximado de 250 millones de dólares.

El grupo de bonistas que se presentaron ante el juzgado de Griesa ya superan en conjunto la presentación de los demandantes originales que entre capital e intereses reclaman cerca de 1.600 millones de dólares. De acuerdo a cálculos del estudio Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton, presentados hace unos días ante el juzgado de Griesa, las demandas sumaban 4.700 millones de dólares.

Si desea recibir más información sobre este tema y cómo invertir su capital, recuerde que puede suscribirse al Newsletter semanal y gratuito de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero. Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta