Invertir en bonos: ¿cuáles son los más atractivos?

Muchos de los que aún no dieron sus primeros pasos en el mercado de valores, piensan que invertir en la Bolsa solo tiene que ver con las acciones de la empresa y se olvidan de una pieza fundamental para sus portafolios, como son las inversiones en bonos. 

En este artículo de Inversor Global le explicaremos qué son los bonos, cómo invertir en ellos y cuáles son los bonos más atractivos de la plaza local. Adicionalemente, puede solicitar que le envíemos el informe

¿Qué es un bono? ¿Cómo invertir en bonos?

Es una obligación financiera de una entidad pública o privada, que promete  devolver el dinero tomado en préstamo, en un determinado lapso de  tiempo, a cambio de una determinada compensación, a la cual se la conoce como cupón. La ventaja de invertir en bonos es que al momento de comprarlos, el inversor conoce exactamente qué rentabilidad obtendrá, ya que se  trata de instrumentos de renta fija.

Por esto mismo, generalmente las inversiones en bonos son comparadas con la compra de un plazo fijo o un pagaré, ya que en los tres casos los ahorristas invierten su dinero y esperan una retribución en un plazo predeterminado. Podría decirse entonces que un bono es una inversión a largo plazo con un nivel de riesgo moderado, con un flujo de fondos conocido o predecible.  Los bonos más comunes pagan sus intereses cada seis meses y devuelven el capital al vencimiento.

¿Cuáles son los beneficios de invertir en bonos?

Si se está preguntando porqué debería comenzar a invertir en bonos debe tener en cuenta que son una excelente forma de diversificar su cartera de inversiones de la manera más segura. Si el mercado accionario presenta grandes fluctuaciones los bonos pueden aportar tranquilidad, y se convierten en  una herramienta muy segura para equilibrar el riesgo del portafolio general.

Además en contextos como el de la inflación en Argentina, los bonos son excelentes aliados de sus inversiones.

Invertir en bonos: ¿qué tipos de bonos existen?

Los tipos de bono dependen de muchos factores, uno de ellos es la entidad que los emita. Puede tratarse de un organismo público ( los distintos gobiernos) o privado ( una empresa).  Cada tipo de emisor cuenta con un marco regulatorio particular. Una de las normas que apuntan a brindarle a los compradores mayor transparencia es la calificación de los bonos, que es un “puntaje” otorgado por las entidades especializadas para medir el nivel de riesgo de los instrumentos.

Conocer el emisor de este tipo de título puede servir para adelantar cuál será su rentabilidad, que depende de las posiblidades que existen de que su emisor devuelva el dinero.  Los bonos más seguros, y por tanto los menos rentables, son los emitidos por el Estado. Los bonos emitidos por las grandes empresas son ligeramente más rentables que los del Estado. 

Otra de las características que definen a un bono es la tasa que presenten. Pueden tratarse de:

  • Bonos a Tasa Fija: la tasa del cupón de interés está definida en la emisión y permanece sin cambios durante la vida del título
  • Bonos a Tasa Variable: se fija una tasa de referencia a la que se le puede sumar o restar un margen. Dicha tasa puede adicionalmente tener una cota superior o inferior, o ambas
  • Bonos Cupón Cero: bonos que no pagan cupones de interés. Se negocian a descuento.

 ¿Cómo elegir un bono?

Para conocer la calidad de un bono hay que tener en cuenta la probabilidad de que la organización emisora pueda pagar la deuda. A este índice se lo denomina capacidad de crédito. Cuanto mayor es la capacidad del emisor, es más probable que pueda cumplir con sus obligaciones de pago en el momento del vencimiento.
Generalmente, los bonos de menor calidad o mayor plazo ofrecen un cupón más alto, mientras que los que tienen una calificación de riesgo baja o su vencimiento es a corto plazo, tienen tasas de interés menores.

Si está interesado en comprar bonos, deberá hacer un balance entre su rentabilidad y su riesgo. A medida que la solidez de la empresa va bajando la rentabilidad va aumentando , hasta llegar a los denominados bonos “basura”, que son los que realmente tienen riesgos de impago.

Otra cosa a la que le deberá prestar especial atención es al precio de los bonos. Para calcularlo, tiene que tener en cuenta que este tipo de instrumentos presenta un valor nonimal y un valor residual. El primero es el que  aparece en su lámina, por ejemplo, 100 pesos. El valor residual de un bono es lo que va quedando del valor nominal a medida que se van pagando las amortizaciones (VN – A). Por ejemplo, un bono cuyo VN es de 100 pesos tiene una amortización al año de 2 pesos, por lo tanto su valor residual será de  98 pesos.

Entonces, para calcular el valor de un bono, se deben mirar cuatro características:

• Vencimiento, ya que cúanto más lejano sea, mayor será la volatilidad en el precio de los bonos.

Cupón (intereses). Cúanto menor sea el cupón, mayor será la sensibilidad del precio ante un cambio en las tasas de interés. Un bono a más largo plazo generalmente paga un cupón más alto, y cuanto más confiable es el emisor del bono menor es el cupón que paga.

• Amortización. Es el pago de capital que se va produciendo en la vida del bono. Un bono que repaga todo su capital al vencimiento tiene mayor volatilidad que un bono que va repagando el capital en cuotas.

• Garantías. Un bono que tiene alguna garantía de repago cotiza a un precio mayor que un bono similar sin garantías.

Si invierte en bonos seguramente querrá saber cuál será su rendimiento en su portafolio. Los bonos tienen dos tipos: el Rendimiento Corriente y el Rendimiento al Vencimiento. El primero, relaciona el cupón que paga el bono con el precio de mercado. Es una medida de rentabilidad que sólo considera los cupones como fuente de ingreso y que no reconoce el valor del dinero en el tiempo. Por lo tanto, no es una buena medida de rentabilidad.

Mientras tanto, el segundo surge de igualar el valor actual del flujo de fondos de una inversión a su precio o costo. Para ello, se calcula la TIR de los bonos, asumiendo que se mantiene la inversión hasta el vencimiento y que se reinvierten los cupones a la misma tasa. Esta medida de rentabilidad permite reconocer las tres fuentes de ganancias (cupones, reinversión de cupones y de capital) y el valor del dinero en el tiempo.

Entonces, la relación entre el cupón, el Rendimiento Corriente y el Rendimiento al Vencimiento puede resumirse asi:

¿Cómo hago para comprar bonos?

La compra de bonos se puede realizar a través de agentes autorizados de venta, los que a su vez están agrupados dentro de dos organismos: el Mercado Abierto Electrónico y las Sociedades de Bolsa de Buenos Aires y del Interior.

Si usted está interesado en comprar bonos primero debe decidir cuál es el bono que más se adecua a su perfil de inversión. Una vez elegido el bono (o grupo de bonos) que desea adquirir deberá acercarse (personalmente o a través de Internet) a un banco o agentes autorizados donde deberá abrir una cuenta de inversión. Al realizar la operación deben evaluarse el monto de los gastos y las comisiones ya que aumentan la inversión y por tanto disminuyen el rendimiento de la operación.

Debe tener en cuenta que la compra de titulos en el mercado local supone una serie de gastos. Echele un  vistazo a los más comunes en la plaza local:

1 Gastos de Entrada (Compra) y Salida (Venta): Es la comisión que cobra el agente autorizado por realizar la transacción. Esta comisión puede ser un monto fijo, un porcentaje sobre el monto total de la operación o una combinación de ambas. Estos gastos no están reglamentados, por lo que cada agente establece su propia política de comisiones.

2 Gastos de custodia y mantenimiento: Los agentes autorizados cobran una comisión por mantener las cuentas de inversión siempre y cuando las mismas tengan activos en cartera. El monto de la comisión es fijo pero su valor varía según el agente y puede ser cobrado por el mismo en forma mensual, trimestral o anual.

3 Pago de interés y Amortización: El agente le cobra al cliente una comisión por la gestión de cobro de los cupones y del capital de cada bono. Usualmente esta comisión es un porcentaje sobre el monto que corresponda cobrar.

4 Derecho de mercado y de Bolsa: Son impuestos que se deben pagar para poder realizar transacciones. En este caso el agente de bolsa actúa como agente de retención del mercado.

5 IVA: Este impuesto se cobra sobre las comisiones del agente de bolsa y sobre el derecho de mercado.

Para todas las comisiones en general existe un mínimo. Estos gastos mínimos tienen mayor impacto sobre el rendimiento para montos pequeños de inversión. Adicionalmente, cuanto más corto es el plazo de vida del bono o el horizonte de tiempo de la inversión mayor es el impacto de las comisiones sobre el rendimiento del bono.

¿Cuáles son los bonos argentinos más atractivos?

En el contexto de recambio presidencial y con la resolución del conflicto con los holdouts pendiente, Inversor Global le recomienda apostar por tres bonos locales: el Boden 2015, el Bonar X y Bonar 2024. Respectivamente el rendimiento anual de cada uno de estos titulos es del  13,59%( RO15),  del  11,88% (AA17) y del  10,25% (AY24).

El Boden 2015 es uno de los activos financieros más solicitados en la plaza local. Fue emitido por el Estado nacional en octubre de 2005 por un monto de 4.355 millones de dolares y paga semestralmente una tasa fija de 7% anual en dólares. Vence el 3 de octubre del próximo año, unos pocos días antes de las elecciones presidenciales. Este es uno de los principales motivos por los cuales los inversores buscan posicionarse en este título. Tiene el vencimiento más cercano y uno de los que da mayor seguridad a los inversores.

El Bonar X tiene fecha de emisión del 10 de abril de 2007, con fecha de vencimiento del 17 de abril de 2017. La cotización del Bonar X está alrededor de los $ 900 y está en dólares estadounidenses. Paga un interés de 7% anual, con un pago de cupón semestral, en abril y octubre. El próximo pago será el 17 de abril de 2014 y tiene una amortización completa al día de vencimiento.

El Bonar 24 pagará la totalidad del capital dentro de diez años y un cupón anual del 8,75% en forma trimestral. Como el título arrancó cotizando por debajo de su valor nominal, el rendimiento se ubica en niveles cercanos al 11%.

 Inversor Global lo ayudará en su camino hacia la independencia financiera. Si quiere recibir informes y recomendaciones para comenzar a invertir y dejar de depender de su sueldo, no deje de leer las columnas de nuestros especialistas en nuestro Newsletter Gratuito. ¿No lo recibe? Pidalo en este enlace. 

Comments 2

  1. Nuria
  2. Nuria

Deja tu respuesta