El escenario de devaluación postelectoral deprimió al BONAD 18

El Bonad 2018 registró una perdida del 7% en su cotización a causa de la posible realización de un ajuste cambiario para 2016. Según un artículo publicado por El Cronista, el bono atado al dolar, emitido por el Gobierno hace dos semanas se situó en un principio en 851,15 pesos, ofreciendo un rendimiento de 2,4%, muy por debajo de lo esperado por el mercado con respecto a los riesgos de devaluación. Para el día de ayer, se cotizó en 795 pesos, duplicando su rendimiento y llevarlo a 4,66%.

Las expectativas de devaluación para 2016 se ven fundamentadas en la percepción del mercado por la postura del Gobierno actual en relación a mantener el tipo de cambio estable o con variaciones mínimas, con el objeto de que los ajustes se realicen al año siguiente, luego de las elecciones. Se espera que los cambios incluyan además, la eliminación  la brecha cambiaria y el desmantelamiento del cepo. 

En ese sentido, los inversores han optado por  vender los títulos a pérdida, principalmente, porque algunos participaron en la adquisición por presiones gubernamentales; a ello se suma, la falta de atractivo en tener un título en cartera que pierde valor, debido a que paga un cupón bajo que no compensa  la devaluación  esperada para 2016.

De acuerdo con El Cronista, el Bonad 18 acumuló fondos por el orden de 826,8 millones de dolares el pasado 13 de noviembre, mientras que el Bonad 16 recolectó 1.194,5 millones el 23 de octubre pasado. En parte, porque el Gobierno jugó en contra de su propia licitación al fijarla al mismo nivel de rendimiento de bonos que pagan efectivo.

Mientras el tipo de cambio se mantenga fijo en el corto plazo, existen otras opciones que resultan más atractivas para los inversores. De esa manera, figura el título de la ciudad de Buenos Aires a 2018, que ofrece un rendimiento de 5,54%  y el que vence un año más tarde, con una tasa de retorno de  7,65%. En los últimos días, los bonos provinciales registraron un aumento de 3 puntos en su rendimiento.

En general, los títulos atados al dólar se han visto afectados por el recorte en las expectativas de ajustes en el sistema cambiario que evidenciaron los mercados de futuros y la estabilidad en el tipo de cambio nominal que ha tenidos lugar desde octubre pasado.  Aunque queda claro que en cuanto el valor del dolar oficial comience a variar al alza, el interés por estos bonos aumentará considerablemente.

Si desea recibir un informe detallado con más opciones de inversión, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Además, nuestros expertos le compartirán consejos sobre finanzas personales. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta