De empresario multimillonario, a la bancarrota y los juicios

De multimillonario empresario a la bancarrota y los juicios

Eike Batista, uno de los multimillonarios brasileños más renombrados hace un par de años, enfrenta hoy, además de la quiebra de sus empresas, un juicio por presunta información privilegiada. Batista era el empresario brasileño más poderoso, pero recientemente, una de sus compañías dedicada a la industria petrolera, Oleo e Gas Participacoes (OGP, antes llamada OGX), entró en ronda de acreedores, un movimiento que lo salvaba de enfrentarse a una deuda de más de 5.000 millones de dólares.

En medio de todos estos problemas, ahora se suma uno más. Según indica un artículo de la agencia de noticias Reuters, este martes se lo vio entrar a un tribunal de Río de Janeiro para ser juzgado por –aparentemente- usar información privilegiada antes de que quebrara otra de sus firmas petroleras, OGX.

¿Cuáles son los cargos en contra?

El ex multimillonario deberá responder por la venta de unos 98 millones de dólares en acciones de su empresa. Pero eso no es todo, porque también habría prometido invertir 1.000 millones de dólares, acción que nunca ejecutó.

Las acusaciones, resaltó la agencia de noticias EFE, apuntan a que el empresario mintió al mercado y a los inversores que, interesados en que él iba a hacer una inversión adicional en la compañía, quisieron también participar de la oportunidad confiados en que la firma seguramente entregaría buenas noticias en cuanto a la exploración y extracción del hidrocarburo en las áreas petroleras que eran de su propiedad.

El medio de comunicación también informó que las pérdidas ocasionadas a los accionistas serían de unos 580 millones de dólares.

En el caso de que Eike Batista sea condenado por los cargos anteriormente mencionados, tendrá que permanecer en prisión entre uno a cinco años, a lo que además se le suma el pago de multas hasta tres veces superiores a cualquier beneficio que haya obtenido en las supuestas operaciones ilícitas, señaló Reuters.

La corrupción y la industria petrolera

Al caso judicial en el que está involucrado el que fue el octavo hombre más poderoso del planeta, según Forbes, se le añaden los problemas que ha enfrentado la estatal Petrobras, envuelta en un caso de corrupción que por poco le cuesta la reelección presidencial a Dilma Rousseff.

Cinco personas que están acusadas de haber participado de sobornos para la adjudicación de contratos llegaron a un acuerdo con la Justicia brasileña, para devolver cerca de 165 millones de dólares al Estado.

La operación para capturar a “ladrones de cuello blanco” aún no ha terminado y los medios de comunicación locales informaron de la detención por parte de la policía de 21 personas, además de varios ejecutivos de empresas constructoras.

Estos dos casos que tienen a Brasil en las tapas de los diarios son una prueba para el sistema judicial del país, para saber si efectivamente los acusados pagarán por sus delitos.

No olvide que Inversor Global le puede dar una mano en su camino por lograr mayores ganancias. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter, sólo haga click aquí.

Deja tu respuesta