Dollar linked: el Gobierno volverá a emitir deuda atada al tipo de cambio

El mercado de capitales argentino ofrece muchas herramientas de inversión para aquellos ahorristas que buscan poner a trabajar su capital. Ahora, además, el Gobierno sumará otro papel dollar-linked a la basta oferta existente. El título, que se denominará Bono de la Nación Argentina Vinculado al Dólar (Bonad), tendrá su vencimiento en 2018, es decir que será a 4 años de plazo.

Esta es la segunda colocación que el Gobierno lleva a cabo en menos de un mes. El Bonad 2018 estará denominado en dólares estadounidenses pero pagará en pesos. Asimismo, según publicó el sitio Ámbito.com, tendrá como fecha de emisión el 18 de noviembre de este año, y de vencimiento, el mismo día de 2018; la amortización será íntegra al vencimiento, con un cupón de 2,40% anual.

Los intereses serán pagaderos semestralmente, los 18 de marzo y 18 de septiembre de cada año hasta el vencimiento. El título será negociable en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y en Bolsas y mercados del país.

El ministerio de Economía espera igualar el resultado obtenido por el Bonad 2016, un bono dollar linked a dos años y con tasa de 1,75% anual que recaudó 983 millones de dólares nominales (8.350 millones de pesos a un tipo de cambio de 8,4915 pesos) el 23 de octubre pasado.

Como su predecesor, el bono que sale al mercado de capitales en el día de hoy, parte de un monto mínimo a licitar de 500 millones de dólares nominales ampliable hasta los 1.000 millones de dólares. La emisión fue publicada hoy en el Boletín Oficial mediante la resolución conjunta 286/2014 y 75/2014 de las secretaras de Hacienda y de Finanzas.

Según publicó el diario El Cronista, para recaudar ese dinero, el Tesoro estuvo haciendo una lista con los posibles suscriptores. Empresas aseguradoras y fondos comunes de inversión que suelen apostar por activos dollar linked serán los que deberán cargar con la mayor parte del fondeo, mientras que el aporte de los bancos se espera que sea limitado por los topes que rigen a las tenencias de activos nominados en moneda extranjera.

El apetito por este tipo de herramienta financiera no hace más que confirmar que el mercado estima que el problema del dólar no está resuelto y el oficial tendrá que saltar hasta unificarse al paralelo. Es decir, la sensación de que el tipo de cambio está atrasado despierta el interés por los papeles dollar-linked de la larga siesta en la que estaban inmersos desde la devaluación de enero pasado.

Si desea recibir más información sobre este papel y otras herramientas financieras argentinas, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Además, nuestros expertos le compartirán los mejores tips sobre finanzas personales. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta