Conozca al pequeño genio que aprobó un examen de Microsoft para ser técnico en sistemas

La búsqueda de jóvenes talentos es una práctica que las empresas desarrollaron hace ya un tiempo. Esta tendencia se nota especialmente en el mercado tecnológico, donde compañías como Apple, Google y Microsoft invierten cada vez más recursos en encontrar adolescentes prodigios. En esta línea, un pequeño niño británico se convirtió en el especialista en computadores más joven del mundo. A continuación, descubra cómo lo hizo.

Se llama Ayan Qureshi y hace pocos días se convirtió en la persona más joven en aprobar la ardua prueba que realiza Microsoft para evaluar a sus técnicos de sistemas. El menor es especialista en computadores y desde los 3 años está inmerso en el mundo de la tecnología.

Su sorprendente conocimiento sobre software, equipos y redes lo adquirió gracias a su padre, un consultor en sistemas que lo sumergió en ese océano desde los primeros años. Fue tanto el interés que el pequeño mostró que hasta logró crear su propia red de computadores que en la actualidad funciona en la casa.

El orgullo de la familia le contó al sitio BBC Mundo de qué se trató el examen: “había preguntas tipo test, preguntas en las que tenías que elegir y descartar opciones, preguntas de desarrollar y otras en las que te planteaban escenarios”, explicó en la entrevista.

El padre de Ayano más duro fue lograr que el lenguaje de un examen tan duro fuera comprensible por el pequeño, entre otras cosas, por los conceptos tan especializados que se manejan en ese mundo.

“El desafío más duro fue explicar el lenguaje de la prueba a un niño de 5 años. Pero parecía entenderlo muy rápido y tiene muy buena memoria”, explicó Asim, el padre de Ayan, a ese mismo diario.

El pequeño es especialista en discos duros y en placas base, más conocidas como circuitos. Y, relató su padre, pasa cerca de 2 horas diarias capacitándose sobre cómo se instalan programas y cómo funcionan los sistemas operativos. El británico Ayan pretende formarse para lograr (algún día) la construcción de un Silicon Valley pero en su tierra natal.

La búsqueda de jóvenes prodigios mueve un mercado millonario. El año pasado Google pagó a los desarrolladores de aplicaciones más de 5.000 millones de dólares, mientras Apple gastó alrededor de 10.000 millones de dólares durante el mismo periodo, según los datos aportados por el artículo.

Si desea conocer más historias inspiradoras así como también consejos para emprender, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Además, nuestros expertos le compartirán los mejores tips para generar riqueza. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido