A un mes de año nuevo, no se ahogue en deudas

Las fiestas tradicionales de fin de año tienden a intensificar las conductas de consumo en estas fechas más que en cualquier otra época del año, por ello la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, de Perú comparte información de utilidad para evitar que el año nuevo le traiga un montón de deudas.

De acuerdo con una nota publicada por el diario El Mundo, Economía y Finanzas sobre el tema,  entre los tres tipos de deuda más comunes en el caso de las finanzas personales figuran:

Las deudas vivientes, llamadas también “meses sin intereses”  son aquellas que lo persiguen aún después de cancelar el uso del servicio que las generó en un principio, por ello resulta sumamente importante analizar y evaluar detenidamente que clase de productos y servicios valen realmente la pena adquirir bajo este formato.

Para evitar cargar con este tipo de deuda, la reparadora recomienda comprobar que la durabilidad de los bienes que se quieran comprar a través de esta modalidad pueda prolongarse en el tiempo y así justificar el gasto.

Las deudas monstruosas, son aquellas que tienden a superar el 30% de sus ingresos, convirtiéndolas en un tipo de deuda bastante alarmante.  Estas, por lo general obligan a las personas a mantenerse pagando los saldos mínimos de sus tarjetas de crédito o en el peor de los casos no poder pagar en la absoluto estos montos.

Por último,  las deudas Frankenstein se construyen a un ritmo más lento que las anteriores. Resultan de la acumulación de otras de menor y mediana magnitud  y que terminan convirtiéndose en un gran monstruo. Para evitarlas Resuelve tu Deuda recomienda  preparar un presupuesto que contemple los ingresos que se tienen disponibles realmente, y que porcentaje de ellos se destinará al pago de deudas, esto permitirá que las mismas vayan mermando sin grandes presiones.

Juan Pablo Zorrilla, codirector de la reparadora, sugiere evitar en la medida de lo posible los meses sin intereses, comparar precios a la hora de hacer compras y limitar aquellas adquisiciones que se realicen con la tarjeta de crédito.

Aunque las deudas mencionadas pueden estar presentas durante cualquier momento del año, la temporada de fiesta suele potenciarlas. Es por esto  que en caso de tener problemas para controlar  sus impulsos de comprar, puede optar por dejar sus tarjetas de crédito y débito en casa y llevar consigo sólo el dinero necesario para adquirir lo que necesita. Esto evitará que gaste en cosas superfluas e innecesarias.

Si desea recibir más información y consejos sobre finanzas personales, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta