Wall Street recibe un escarmiento del CEO de Delta

Wall Street recibe un escarmiento del CEO de Delta

La semana pasada, la compañía estadounidense Delta entregó su balance de resultados del tercer trimestre del año, en el cual anunció que había obtenido ingresos por 1.600 millones de dólares antes de impuestos.

Esta cifra implicó un incremento de más de 430 millones de dólares en comparación con el tercer trimestre de 2013, mientras que el flujo de caja libre quedó en 1.000 millones de dólares. Este lunes sus acciones han estado al alza en la Bolsa, con un incremento a media sesión de 3,63%, para cotizar a 35,64 dólares.

Sin embargo, algo inesperado sucedió durante la presentación de las ganancias que se llevó a cabo el pasado jueves.

Wall Street mete las narices donde no debe

De acuerdo con un artículo publicado en el sitio web de economía y finanzas The Street, la Bolsa estadounidense ha animado a las aerolíneas a ajustarse a una “disciplina de capacidad”, ya que esto conllevaría a que las mismas tengan mejores resultados y se conviertan en negocios que sean llamativos para los inversores.

Sin embargo, el CEO de Delta, Richard Anderson, se sintió bastante irritado con los comentarios hechos por varios estrategas y, en pocas palabras, les dijo que no tenían que enseñarle cómo llevar el negocio.

¿Qué es la “disciplina de capacidad”?

En el rubro de las aerolíneas comerciales, la capacidad se refiere a la cantidad de asientos ofrecidos por cada empresa. Wall Street manifestó que Delta estaba añadiendo una mayor capacidad en momentos en que las firmas aéreas deben ser un poco más disciplinadas para lograr la rentabilidad.

Fue ahí donde Anderson se manifestó en contra e indicó: “No vamos a hablar de precios ni de la capacidad entre los competidores en esta presentación de hoy ni en el futuro, porque no es apropiado. Y tampoco es apropiado para la comunidad de analistas el comentar sobre las decisiones sobre precios y la capacidad de Delta”.

Algunos de los analistas que hicieron saltar al director ejecutivo fueron personas de JPMorgan, Morgan Stanley, Goldman Sachs, entre otros. Varios de ellos criticaron el aumento de la capacidad y la desventaja que esto tendría para los inversores, mientras que otros se preguntaron cómo podrían lograr un crecimiento en el futuro.

Fue después de esto que Anderson les indicó que se fijaran en los resultados y que la empresa ha demostrado una disciplina sin par en el mundo.

Después del reto a Wall Street, los números también dejaron claro que por el momento la empresa va por buen camino. En el trimestre que finalizó en septiembre, la firma alcanzó una ganancia récord, una sólida expansión del margen, que debería entregar tranquilidad a los inversores que ya hacen parte de la compañía.

De acuerdo con un artículo publicado en el sitio Daily Web, el director ejecutivo indicó finalmente que Delta tiene una base correcta para ser aún más fuertes el próximo año, estrategias probadas por la compañía y 80.000 empleados que son “los mejores de la industria”.

Inversor Global le puede dar una mano en su camino por lograr mayores ganancias. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Deja tu respuesta