Rousseff y Neves a balotaje: ¿cuáles son sus principales propuestas económicas?

mercado de capitales brasil

La presidenta brasileña Dilma Rousseff obtuvo este domingo el 44% de los votos y enfrentará al socialdemócrata Aecio Neves (que consiguió otro 30%) en un balotaje que tendrá lugar el próximo 26 de octubre.

Por su parte, la ecologista Marina Silva, del Partido Socialista, que se convirtió inesperadamente en presidenciable hace apenas un mes y medio y llegó a superar netamente a sus dos rivales, quedó tercera con 22%, según los sondeos de boca de urna de Ibope difundidos por la TV Globo.

El Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) de Rousseff y su antecesor Lula da Silva logró que 40 millones de pobres ingresaran en la clase media, tornando a la primera mujer presidenta de Brasil en la gran favorita de estos comicios. Sin embargo, millones de brasileños reclaman un cambio, tras cuatro años de magro crecimiento en la séptima economía mundial.

Aunque los candidatos hablen con el corazón, el electorado responderá con el bolsillo. Por eso, Inversor Global resumió las principales propuestas económicas de Dilma Rousseff y Aecio Neves. A continuación, descubra cuáles son los objetivos de cada uno:

DILMA ROUSSEFF – MÁS CAMBIO, MÁS FUTURO

  • La mandataria afirma que su gobierno ha tenido “dos pilares”: la “fuerza económica” y la “amplitud de las políticas sociales”. En caso de ser reelecta, promete apuntalar al país con un tercer pilar: la “competitividad de la producción, que movilizará inversiones sociales, económicas, culturales y educativas”.
  • Apunta a impulsar la industria local y a la protección del empleo usando barreras a la importación e incentivos gubernamentales. La economía está fuertemente influenciada por el Estado que, para compensar la falta de competitividad, ha emitido un flujo constante de medidas extraordinarias.
  • La inflación en la actualidad está cercana al 6,5% anual. Rousseff promete combatir la inflación y mantenerla dentro del rango oficial de un 4,5% (+/- 2 puntos porcentuales).
  • El Gobierno de Rousseff cree que al Banco Central le basta tener una autonomía informal y dice que la total independencia podría ser peligrosa para los ciudadanos comunes.
  • Este ha mantenido al tipo de cambio dentro de una banda informal, en un esfuerzo por controlar la inflación. La mandataria dice que la flexibilización del tipo de cambio debería ser compatible con las “condiciones estructurales” de Brasil.
  • La Presidenta ha hecho todo lo posible para proteger el empleo, especialmente en la industria. Al mismo tiempo, ve la necesidad de reformar algunas leyes laborales para que el país sea más competitivo y está abierta a una mayor subcontratación, siempre que las medidas sean negociadas con los sindicatos.
  • Bajo el Gobierno del Partido de los Trabajadores, de izquierda, el Banco de Desarrollo estatal BNDES ayudó a canalizar miles de millones de reales en créditos subsidiados a empresas que no lograban mantenerse tras la crisis financiera global. Rousseff no ha señalado ningún cambio en esa política.
  • Los accionistas minoritarios de Petrobras critican a Rousseff por la política que, para controlar la inflación, mantiene los precios de los combustibles por debajo de los del mercado. 
  • Promete acelerar las concesiones, en un área en la que su Gobierno ha sido lento en cumplir. Una de las prioridades será la construcción de vías férreas para el traslado de materias primas a los puertos. Dice que las sociedades con inversores privados, tanto brasileños como extranjeros, serán muy importantes.
  • No alterará la Bolsa Familia, el programa insignia de bienestar del Gobierno del PT. Si es elegida para un segundo período, prometió 3 millones de viviendas adicionales para el programa Minha Casa Minha Vida, que entrega subsidios para la vivienda.
  • Defenderá el bloque comercial Mercosur, y también la unión de gobiernos sudamericanos Unasur. Quiere que el Mercosur negocie un acuerdo comercial con la Unión Europea. Defiende la cooperación con las economías emergentes BRICS y busca impulsar el comercio sur-sur.

AECIO NEVES – EL CAMBIO REAL DE BRASIL

  • El plan de gobierno de Neves establece como principal compromiso en el área macroeconómica llevar la inflación a la meta de 4,5% anual en intervalos de “dos a tres años”. Neves se refirió a la “autonomía operacional” del Banco Central como instrumento para reducir la inflación. 
  • En política comercial externa, defiende cambiar el vector preferido de las asociaciones con los países en desarrollo y los del Mercosur por una reanudación de las relaciones comerciales con Estados Unidos, Europa y las economías más dinámicas de América Latina, como México.
  • Promueve una revisión completa del sistema de tributación indirecto para desarrollar uno que sea más pro inversión, pro crecimiento y pro creación de empleo. Pondría fin a las exenciones tributarias extraordinarias que han sido el sello de la política económica del Gobierno de Rousseff. Apunta a subir la tasa de inversión a un 24% del PIB.
  • Afirma que una mejor economía ayudará a mejorar la salud del sistema de jubilaciones. Cree que la legislación laboral es una “conquista” de la gente, pero ve la oportunidad de que el Gobierno fomente la negociación entre las empresas y las organizaciones trabajadores, aunque no ha especificado detalles.
  • Arminio Fraga, su principal asesor económico, dijo que el banco de desarrollo BNDES debería estar financiando únicamente proyectos donde los retornos sociales sean más altos que los retornos privados. Neves dice que él querría que las tasas de crédito de BNDES converjan hacia las tasas de mercado.
  • Neves advierte que la petrolera estatal sufre bajo la política de precios del combustible. Propone restablecer un calendario de subastas para la participación del sector privado en la exploración. En esta línea, dice que las normas para compras y adquisiciones de contenido local debería ser flexibles, de acuerdo al proyecto petrolero que se esté desarrollando.
  • Promete ser un compañero del sector agrícola y le dará prioridad dentro de su Gobierno. Pide que se establezca una política forestal nacional que ponga énfasis en la recuperación de las áreas deforestadas. Trabajará para aumentar las plantaciones gestionadas y para apoyar a las industrias forestal.
  • Quiere establecer un programa de infraestructura de rango amplio, con normas y regulaciones claras y estables. Se acercará al sector privado como un socio y creará un “súper ministerio” para infraestructura que trabaje directamente con el Ministerio de Hacienda y que ayude a establecer presupuestos.
  • Haría que por ley el programa Bolsa Familia sea una política permanente del Gobierno federal. Prometió más viviendas bajo el programa Minha Casa Minha Vida, sin subir el monto invertido por el Gobierno de Rousseff, pero no ha especificado cómo.
Si desea recibir un informe detallado sobre las consecuencias que le generaría a la Argentina la elección de uno u otro candidato, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Además, nuestros expertos le enseñarán a invertir en el mercado de capitales. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta