¿Quién dijo que emprender era sólo para los más jóvenes?

Existen algunos casos de jóvenes emprendedores que iniciaron su aventura empresarial sin haber alcanzado la mayoría de edad. Todos conocemos la historia de Mark Zuckerberg, que ideó Facebook a los 19 años en el dormitorio de la universidad, pero debe saber que este estereotipo del entrepreneur no es real.

¿Acaso sabe que casos como el de Zuckerberg con Facebook son una excepción y que la mayoría de las personas que comienzan su negocio alcanzan el éxito después de los 40 años?

Hollywood nos cuenta muchas historias sobre jóvenes que con una idea revolucionaria lograron crear un imperio, pero en la realidad, la vida empresarial comienza y el éxito llega mucho más tarde para la mayoría de las personas.

En este sentido, empresas que hoy son importantes multinacionales fueron fundadas con emprendedores de edad avanzada. Por ejemplo Charles Flint fundó IBM, una de las empresas tecnológicas más grandes del mundo, a los 61 años de edad.

La legendaria diseñadora de vestidos de boda de Vera Wang empezó a trabajar en esto recién a los 39 años; Martha Stewart no se dedicó a la decoración del hogar hasta que tuvo 35 años; y Dave McClure, reconocido inversor ángel y creador de la empresa 500 Startups, no hizo ninguna inversión hasta cumplir los 40 años.

Según el sitio de noticias entrepreneur.com, cada vez más personas dejan atrás décadas de trabajo y se animan a dar un paso al costado para enfocarse al desarrollo de su propia empresa. Quizás sienta que le falta la energía juvenil de un veinteañero, pero sin dudas, va a contar con mucha más experiencia.

Por eso, si usted es una de esas personas, o todavía no tomó la decisión de empezar a serlo, en esta nota de Inversor Global le contamos más casos para que pueda inspirarse:

Reid Hoffman

Hoffman comenzó con LinkedIn, la red social para profesionales, cuando tenía 36 años a finales de 2002. En sólo seis años, la compañía se convirtió en un gigante de Sillicon Valley con 350 empleados y una marca reconocida en todo el mundo.

Sam Walton

Walton fundó la cadena internacional Wall-Mart cuando tenía 44 años. En muy poco tiempo y con una clara visión logró convertir una pequeña tienda de compras diarias en un imperio de 8.500 supermercados con presencia en 15 países.

Así, supo construir su liderazgo y ser un referente para muchas otras empresas en el mundo que adoptaron su modelo de negocios.

Joseph Campbell

El creador de las famosas sopas Campbell comenzó su negocio cuando tenía 52 años. Actualmente, sus productos se venden en 120 países de todo el mundo.

J.K Rowling

La creadora de Harry Potter trabajaba como secretaria en la oficina de Amnistía Internacional de Londres, pero su sueño siempre había sido ser escritora.

En secreto escribía historias en su trabajo, y cuando sus jefes se dieron cuenta de la situación decidieron despedirla. Con la indemnización obtenida, J.K Rowling aprovechó para dedicarse de lleno a escribir las historias del famoso mago y alcanzó el éxito recién después de los 40 años.

Si desea conocer las herramienta que lo ayudarán a desarrollar su propio negocio a alcanzar así la tan ansiada independencia económica, recuerde que puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero. Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido