Las ganancias de Samsung cayeron a mínimos de 3 años

Malas noticias para los inversores  de Samsung Electronics. La empresa anunció hoy que sus beneficios operativos del tercer trimestre cayeron un 60%  y llegaron así a su nivel más bajo en tres años.

El gigante surcoreano afirmó que en una proyección promedio sus ingresos operativos para julio-septiembre alcanzaron los 3.800 millones de dólares, una cifra muy por debajo del pronóstico esperado por los analistas del mercado, según datos publicados por el sitio El Financiero.

La empresa argumentó en un comunicado que la caída se debe principalmente a una desaceleración de las ventas de sus teléfonos celulares Galaxy, sumado al aumento de los gastos de comercialización y el descenso del precio por unidad.

Además, que la menor demanda de los smartphones Galaxy afectó a las ventas de su negocio de componentes, como las pantallas avanzadas OLED.

La incertidumbre continúa rondando en el negocio del mayor fabricante de teléfonos en el mundo.  Al cierre del tercer trimestre,  Samsung había calculado que sus ventas alcanzarían los 47 billones de wons (44.200 millones de dólares),  pero sin embargo estuvieron un 20% por debajo de esa estimación en comparación con el mismo período del año pasado.

¿Qué opinan los expertos?

Pese a que los resultados no son tan terribles como los de Sony o HTC, que han registrado pérdidas millonarias, los números ya empiezan a preocupar tanto a directivos como inversores.

Los analistas del mercado revisaron a la baja sus expectativas sobre los resultados financieros de Samsung.  A comienzos de año, los expertos calcularon que los ingresos operativos de Samsung en el tercer trimestre alcanzarían 10 billones de wons. Pero sin embargo, la previsión tuvo continuas revisiones a la baja y en este mes ha llegado a caer hasta la mitad.

La empresa surcoreana está atravesando en la actualidad la mayor caída de sus beneficios en la historia y se enfrenta posiblemente a uno de sus mayores desafíos, ya que al parecer presenta dificultades competitivas tanto en el segmento de teléfonos de gama alta contra Apple, como en el de de los modelos más accesibles, donde se enfrenta a rivales como Xiaomi y Lenovo.

Por ejemplo el Galaxy S5, que salió a la venta este año, tuvo una floja comercialización y la compañía aceptó haber proyectado incorrectamente su nivel de demanda.

Ahora, para mejorar sus previsiones, la compañía apostará por sus dispositivos de gama media y baja intentando hacer frente a los fabricantes chinos que venden dispositivos más baratos. Y de cara al cuarto y último trimestre del año, esperará con cautela que aumenten las ventas de nuevos teléfonos inteligentes con “diseños innovadores” y fabricados con “nuevos materiales”.

Para seguir de cerca la rentabilidad sobre ésta y otras empresas tecnológicas y tomar mejores decisiones de inversión, puede suscribirse al Newsletter semanal de Inversor Global. Por medio de él, nuestros expertos económicos le entregarán más detalles sobre los beneficios y altos retornos que pueden significar las distintas herramientas de inversión. Para recibir gratis nuestro Newsletter, sólo haga click acá.

Deja tu respuesta