La Bolsa porteña, la herramienta que usará el Gobierno para detener al dólar

“Mantener el dólar a raya” es la premisa que todo el equipo económico de Cristina Fernández de Kirchner tiene para estos días.  Para esto, utilizarán la mejor herramienta que tienen a mano: los bonos soberanos. El Boden 2015, el Bonar X y el Bonar 24 van a ser volcados al mercado en cantidades importantes, en una estrategia que apunta a planchar al contado con liquidación. 

De esta manera, el Gobierno pretende ajustar mediante el mercado bursátil una variable que no ha podido controlar en los últimos tres años: la estampida de la emisión monetaria y la consecuente depreciación de la moneda local. 

El Boden 2015, el bono más corto, perdió más de 15% en lo que va de octubre. Tiene un rendimiento en dólares de casi 16% hasta el 3 de octubre de 2015. El Bonar X que vence en 2017 está 14,6% abajo en lo que va del mes. Estos dos papeles representan 50% de los negocios en títulos públicos del Mercado Abierto Electrónico (MAE), la plaza donde operan los bancos y la mayor negociadora de papeles de la deuda.

Al respecto, Nery Persichini, economista de Inversor Global explica: “La movida del Gobierno está incrementando la oferta de títulos públicos en circulación por encima de la demanda. La consecuencia económica es la caída de los precios de los bonos y, en simultáneo, el aumento de la tasa de interés que pagan como recompensa estos títulos”.

Sin embargo, advierte que esta estrategia podría no ser sustentable en el mediano plazo. “Esta política está en línea con la suba de la tasa de interés de los plazos fijos. Son intentos de sacarle atractivo al dólar”, dice y agrega: “Sin embargo, no se sabe cuánto tiempo puede durar el control del precio de la divisa mientras se siga obviando el problema de fondo: la inflación”.

El paralelo, la Bolsa local arrastra en lo que va del mes pérdidas de un 20%, lo que refuerza la idea de que las acciones que cotizan en el Merval no eran compradas por los inversores por su valor real o potencial sino para hacerse de dólares mediante el contado con liquidación. 

Además, hay fuertes rumores en el mercado que señalan que, al contrario de lo que se esperaba, el Gobierno ampliaría el cupo del dólar ahorro. En este sentido Persichini señala: “Hay que recordar que el dólar es un bien como cualquier otro. En una economía inundada de billetes como la argentina, irremediablemente habrá presiones sobre el tipo de cambio para que sean necesarios cada vez más pesos para comprar un dólar. Y este problema se agudiza con la escasez de divisas que aqueja al país”.

Deja tu respuesta