¿Invertir en vinos dejó de ser un negocio rentable?

Hasta hace un tiempo, invertir en vinos resultaba una inversión doblemente atractiva: a los interesantes márgenes de ganancias y la proyección internacional, se le sumaba el encanto de hacer negocios en un mundo hedonista. Sin embargo, parece que la tendencia, al menos en la Argentina,  ha comenzado a revertirse.

Según distintos análisis del sector vitivinícola argentino, la inversión en bodegas estaría atravesando una fuerte crisis. Entre los factores que la impulsa se encuentran la caída del comercio internacional, el deterioro de las relaciones comerciales con Brasil, la crisis del consumo local y la traba a las importaciones que impide que los empresarios del sector se hagan de insumos claves, como las barricas de roble y los corchos.

El último informe de Encuesta de Expectativas Agosto 2014 del CiFEM (Centro de Información de la Federación Económica de Mendoza), indica que sólo 18% de los empresarios mendocinos, con una participación importante de bodegueros y productores, tienen previsto realizar alguna inversión en lo que resta del año. Este número es aún más bajo que el 23% que planeaba invertir en el mismo periodo del año pasado, según la versión 2013 del informe, coordinado por la Universidad Champagnat y el ex ministro de Producción de Celso Jaque, Raúl Mercau.

En paralelo,  el último informe de exportaciones de vinos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) demuestra que en el mes de julio de este año se ha registrado una caída en valor de 2,3%, respecto del mismo mes del año anterior; mientras que en volumen, el saldo negativo es de 7,5%. Se pasó de exportar 789,7 millones de dólares en julio del 2013 a 779,4 en el mismo mes de este año, en vinos fraccionados. En exportación a granel se sufrió una caída del 10 por ciento, pasando de 100,9 millones de dólares a 90,6 millones.

Buenas perspectivas

Una de las principales cámaras empresarias del rubro, Bodegas Argentinas, advirtió que la industria del vino se encuentra en alerta amarilla. “Hay aumentos de costos, altas tasas de interés y mucha presión fiscal”, destacó. Sin embargo, si usted está pensando en invertir en encontrará que no todo son malas noticias y que sólo debe esperar que pase la tormenta.

Es que muchos empresarios señalan que, luego del recambio presidencial, y con una corrección de las debilidades internas, el sector vitivinicola sólo tiene que esperar recuperar terreno.

Inversor Global lo ayuda a tener las mejores ideas para ganar dinero. Semanalmente, en nuestro Newsletter gratuito encontrará éstas y otras recomendaciones hechas por nuestros analistas. Si aún no lo recibe, solicítelo en este enlace.

Deja tu respuesta