De cómo Oreo y Milka podrían engordar a los accionistas

De cómo Oreo y Milka podrían engordar a los accionistas

¿Qué tienen en común las marcas Cerealitas, Halls, Clight, Pepitos, Milka y Oreo? Todas hacen parte del conglomerado multinacional Mondelez International.

La compañía llamó la atención de sitios web de inversión y finanzas porque tiene estimado hacer recompras de acciones por 2.000 millones de dólares en total para 2014.

¿Por qué la recompra de acciones beneficia a los asociados?

Una de las formas en que las empresas recompensan a sus accionistas consiste precisamente en ejecutar esta medida, ya que al hacerlo, están sacando títulos que están en circulación. Esto es positivo para los que ya están invertidos, porque al momento en que la firma haga la repartición de dividendos, la suma será mayor al ser distribuida entre menos personas.

A esto se le conoce también con el nombre de “dividendo encubierto” y en la primera mitad del año, Mondelez International recompró hasta 900 millones de dólares en papeles propios, con un precio promedio de 35 dólares cada uno.

A manera de ejemplo, uno de los casos más conocidos fue el del inversor activista Carl Icahn, que trató de forzar a Apple a que hiciera una recompra de acciones para que obtuvieran mayores retornos.

¿Todas las recompras de acciones son positivas?

De acuerdo con un artículo de The Motley Fool,  al caso de Mondelez International hay que mirarlo con lupa. Por una parte, la compañía no ha hecho una distribución de dividendos desde 2009, lo que podría indicar que el movimiento hecho no estaría dirigido para recompensar a quienes están invertidos.

Por otra parte, aunque son varias las compañías estadounidenses que han hecho recompras por más de 500 millones de dólares este año, la movida hecha por Mondelez podría inflar artificialmente las ganancias por acción y no reflejaría el verdadero estado del negocio.

Hay que recordar que Mondelez International nació como compañía tras un split de Kraft en 2012. Esta primera firma se quedó con las operaciones de los mercados emergentes, mientras que la segunda se enfoca en los países avanzados.

Otra de las claves para analizar es ver cómo la compañía financia el pago de dividendos y la recompra de acciones. En el caso de Mondelez, está recurriendo a una combinación de efectivo disponible y deuda a corto plazo.

La firma de alimentos -que en la Argentina también posee las marcas Beldent, Club Social, Palitos de la Selva y Terrabusi- ha generado buena cantidad de efectivo. Sin embargo, también ha hecho gastos a un ritmo acelerado.

The Motley Fool indica que generó 2.300 millones de dólares en flujo de caja libre en el año fiscal 2013, pero al mismo tiempo gastó 2.700 millones de dólares en recompra de acciones, aunque por el momento esto no es un problema porque tiene dinero suficiente para justificar tales recompras.

¿Y los bolsillos de los accionistas?

Habrá que esperar y ver si estos movimientos de Mondelez se van a ver reflejados en mayores dividendos para quienes apostaron a la firma y la consideraron como una buena inversión. Lo importante es hacer un seguimiento cuidadoso de cómo se comportará la empresa en los próximos meses y ver si es hora de saltar del barco.

Inversor Global le puede dar una mano en su camino por conocer sobre una buena inversión. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Deja tu respuesta