Todo lo que tiene que saber sobre el swap con China

saber invertir en la argentina

El presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábregfa, se reunió ayer en la ciudad suiza de Basilea con su par chino, Zhou Xiaochuan, para avanzar sobre la puesta en marcha del swap de divisas que firmaron los dos países en julio, en el marco de la cumbre presidencial entre Xi Jinping y Cristina Kirchner en Buenos Aires.

El swap, que implica que el Banco del Pueblo transfiere al Banco Central argentino yuanes a cambio de pesos que quedan depositados a su vez en el banco chino, puede ser de gran ayuda para las escasas reservas que tiene hoy en día la Argentina. A continuación, Inversor Global enumerará 5 preguntas claves con todo lo que tiene que saber sobre el intercambio financiero de monedas con China:

¿Qué es un swap?

Un swap, o permuta financiera, es un contrato por el cual dos partes se comprometen a intercambiar una serie de cantidades de dinero en fechas futuras. Normalmente los intercambios de dinero futuros están referenciados a tipos de interés, llamándose IRS (Interest Rate Swap) aunque de forma más genérica se puede considerar un swap cualquier intercambio futuro de bienes o servicios (entre ellos de dinero) referenciado a cualquier variable observable.

Los swaps se introdujeron por primera vez al público en 1981, cuando IBM y el Banco Mundial entraron en un acuerdo de intercambio. Se consideran un instrumento financiero derivado.

¿Por qué se realizará uno con China?

China ha realizado, durante los últimos años, decenas de convenios de estas características con distintos bancos centrales y forma parte de su estrategia para ir convirtiendo progresivamente al yuan en una moneda de referencia para el comercio internacional, e incluso en una moneda de reserva de los bancos centrales.

En la actualidad, es posible que, una vez recibidos los yuanes del swap y contabilizados en el BCRA bajo un concepto diferente de las reservas internacionales, sean entregados a importadores de productos chinos para que paguen sus operaciones, liberarían dólares que de otro modo tendrían que ser provistos por el BCRA.

Se evitaría así una pérdida de reservas. Claro que China también podría hacer uso de su parte del swap, tomando pesos que podría entregar a sus importadores de productos argentinos. Pero en ese caso, de todos modos puede haber un efecto neto a nuestro favor, dado que el comercio entre Argentina y China es deficitario en unos 5,000 millones de dólares.

¿Cómo influyó el default argentino en el acuerdo?

Con la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de no tomar el caso del pari passu y el default de hecho generado desde fines de junio, esos dólares tan esperados por el Gobierno quedaron en stand by, pese a que en el Palacio de Hacienda juran que el evento “estaba contemplado y no será un problema para que llegue el financiamiento”.

Fuentes del Banco Central aseguran que este préstamo, que estaba en duda por el default, no contiene ninguna claúsula que lo trabe en ese sentido. El préstamo que es a tres años tiene una tasa del 6% anual. Y un mecanismo singular ya que China desembolsa yuanes, que se pueden convertir fácilmente en dólares o euros. La Argentina a su vez realiza un depósito similar pero en pesos. Durante el encuentro, el titular del Banco del Pueblo Chino (PBC, según sus siglas en ingles), le transmitió a Fábrega el apoyo de su país en la pelea con los fondos buitres, según informó el Central.

¿Cuándo se realizará?

Lo antes posible. Por eso, ayer, el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, se reunió con su par de China, Zhou Xiaochuan. El encuentro bilateral se desarrolló en Basilea, Suiza, en el marco de la reunión bimestral del Banco de Pagos Internacionales. Fábrega y Xiaochuan analizaron los mecanismos para poner en marcha la activación del swap convertible de monedas teniendo en cuenta los requerimientos de ambos países. El Gobierno busca dar una señal la mercado sobre su “poder de fuego”, frente a las actuales tensiones cambiarias, con compras récord de dólares de ahorristas y empresas.

¿Es el primer swap que se efectúa con China?

Los dos países tenían un acuerdo firmado en 2009 que ya estaba vencido cuando se firmó el nuevo swap. Pero el anterior nunca llegó a ejecutarse. A diferencia del de 2009, esta versión 2014 no tiene cláusula de cross-default, por lo que sigue vigente a pesar de que al menos una calificadora china consideró que el país había entrado en cesación de pago con los bonistas del canje como consecuencia del bloqueo que impuso el juez Thomas Griesa en el marco del conflicto con los fondos buitre.

Si desea recibir un informe detallado sobre el acuerdo con China y estrategias para saber invertir en este mercado, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta