Sony alerta a sus inversores por pérdidas millonarias

 

Sony, la compañía japonesa de electrónica, está hoy en las primeras planas de los diarios del mundo por una multimillonaria cifra, que precisamente, no trae buenas noticias ni ganancias para sus inversores.

La firma anunció que espera para este año financiero pérdidas que superan los 2.000 millones de dólares, un número casi cinco veces mayor que lo estimado originalmente.

El creador de la Playstation había dicho en el mes de julio que esperaba reportar una pérdida de 50.000 millones de yenes para el año que termina en marzo de 2015. Pero ahora, el panorama financiero es otro y por delante se viene una pérdida neta de 230.000 millones de yenes (2.100 millones de dólares).

La empresa anunció que no pagaría dividendos a sus accionistas este año por primera vez desde que salió a Bolsa en 1958, señala el Financial Times.

El sombrío pronóstico de resultados se da a conocer justo cuando se creía que la reestructuración llevada adelante por sus directivos estaba dando sus frutos. Durante el año pasado, la compañía se había apartado de los televisores y vendido su negocio de PC para apostar fuerte por los videojuegos y smartphones.

El plan de Sony consistía en reestructurar sus operaciones y dedicarse a las áreas que otorgan un mayor margen de ganancias, y poder restaurar su reputación como desarrollador de tecnología de vanguardia.

Como consecuencia, la compañía sorprendió al mercado al presentar en julio los buenos resultados de venta de los juegos PlayStation. Pero por otro lado, los teléfonos móviles Xperia tuvieron un rendimiento muy por debajo del esperado y ocasionaron grandes pérdidas.

Sony, que tiene una capitalización de mercado de 21.000 millones de dólares, ya es la sexta vez en siete años reporta pérdidas. En el primer trimestre de su año fiscal 2014, el negocio de móviles de Sony registró pérdidas por 26.300 millones de dólares. Tras estos resultados, la firma rebajó sus previsiones para los próximos ejercicios y espera cerrar el año fiscal con ventas de smartphones Xperia por 43 millones de dólares, un número por debajo de los 50 millones pronosticados en un principio.

De todas formas, los inversores están preocupados de que Sony siga siendo demasiado optimista sobre sus perspectivas de venta. Así, esperan ansiosos que la compañía pueda renovar su estrategia en el mercado de telefonía móvil para enfrentarse a gigantes como Samsung y Apple.

De acuerdo con la publicación, las acciones de Sony han perdido un 23,8% de su valor durante los últimos cinco años, mientras que el índice de referencia 225 Nikkei ha ganado un 58,3%. Y hoy, antes de conocerse la noticia, a sus papeles cayeron un 1,8% en Tokio.

Si desea recibir un informe con las compañías del mundo bursátil en las que es recomendable invertirrecuerde que puede suscribirse a nuestro Newsletter semanal. Para recibirlo gratis y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

 

Deja tu respuesta