Rousseff avanza en las encuestas y los inversores se alejan de Brasil

¿Adiós a invertir en Brasil? Rousseff avanza en las encuestas

La actual presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se perfila para continuar al frente de su país, de acuerdo con los más recientes sondeos publicados en medios de comunicación. Dos firmas encuestadoras revelaron este lunes que la mandataria sobrepasaría por siete y nueve puntos a su contendiente más cercana, Marina Silva, en una eventual segunda vuelta.

Inversor Global publicó hace unas semanas el artículo “Inversores están atentos a que Marina Silva sea la próxima presidenta de Brasil”, en el que se pronosticaba que la candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB) podría quitarle el puesto a Rousseff, pero esa ventaja que tuvo en ese entonces se desvaneció en los últimos días.

Hora de mirar otros mercados

La noticia de los sondeos no pudo haber sido más desalentadora para los inversores que habían considerado alternativas en el país sudamericano y uno de los mercados emergentes más relevantes del mundo.

Este lunes, el mercado bursátil reaccionó con bajas y el real brasileño también perdió terreno frente a una canasta de otras divisas. De acuerdo con un artículo de la agencia de noticias Reuters, la moneda local retrocedió a su menor nivel en casi seis años, mientras que el índice referencial de la Bolsa, el Bovespa, cayó 4,52%, la más pronunciada en más de tres años.

Pero, entre todas las opiniones de inversores que sostienen que las políticas económicas de Rousseff han sido pobremente ejecutadas y que han afectado el crecimiento de la actividad en el país, hay varios puntos que vale la pena mencionar.

¿Por qué a los inversores no les gusta Dilma Rousseff?

Una nota del diario The Wall Street Journal destacó los puntos con los que los inversores extranjeros argumentan que Brasil no será un destino para sus capitales.

Por una parte, un gestor de activos en mercados emergentes que reside en Nueva York, ve como positivo que Silva se ha rodeado de asesores que la guían para ejecutar políticas económicas favorables al mercado. Es así como la contendora de Rousseff ha hablado de que el banco central sea independiente.

Por otra parte, operadores de divisas en Brasil consideran que el ente monetario tiene muchas reservas y que deberá vender dólares para poder impulsar al real brasileño, que se ha depreciado de manera constante y que tan solo en septiembre retrocedió un 9%, de acuerdo con The Wall Street Journal. En la actualidad el banco central posee unos 375.000 millones de dólares en reservas.

Clem Miller, un gestor de portafolio en Estados Unidos, indicó que los inversores han perdido la confianza en la capacidad de Brasil para amortiguar la salida de capitales. El año pasado, y debido al anuncio de la Reserva Federal de terminar con el estímulo monetario, Dilma Rousseff aumentó las tasas de interés para evitar que los inversores salieran de la nación.

El dilema en el que se encuentra la actual jefe de Gobierno es complejo, ya que debe trabajar por favorecer a la población, además de tratar de mantener a los inversores apostando en su país. Por el momento, los ahorristas dudan y prefieren alejarse del riesgo.

Inversor Global le puede dar una mano en su camino por lograr mayores ganancias. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Deja tu respuesta