¿Qué expectativas tiene el mercado sobre el tipo de cambio?

saber invertir en dolar

Dicen que lo último que se pierde es la esperanza y al parecer, los inversores aguantaron todo lo que pudieron y ya no pueden más. Hace quince días, los ahorristas auguraban un panorama mucho más alentador, con expectativas devaluatorias de mediano plazo. Ahora, presumen que el Gobierno optará por devaluar en los últimos meses del 2014.

Según un artículo que publicó el sitio Ámbito.com, los mismos inversores que, a mitad del mes pasado, presumían que el Gobierno optaría por endurecer al máximo el tipo de cambio oficial en lo que queda del año, ahora apuestan a que el dólar llegará a noviembre habiendo perforado los 9 pesos; y a que quedará al borde de los 10 pesos el último día del año.

La predicción se ve reflejada en los contratos a futuro que se negocian en Nueva York sobre el tipo de cambio oficial en la Argentina (conocidos como NDF). Tal es así que, desde el 18 de agosto hasta el presente, la cotización presumida para el 31 de diciembre próximo pasó de 9,42 pesos a 9,90 pesos; y para dentro de un año, de 12,35 pesos a 12,50 pesos. Sorpresivamente, la expectativa de devaluación es mayor para 2014 que para 2015.

La variación en las perspectivas de los ahorristas es consecuencia de algunas señales que emergieron repentinamente y empezaron a preocuparlos. Como dice el artículo, las consecuencias del default sobre el Banco Central, que lo obligan a vender divisas en la rueda cambiaria; el aumento de la brecha entre el dólar “blue” y el oficial por encima del 70%; la marcha y la contramarcha en las tasas de interés de Juan Carlos Fábrega y la acaudalada demanda diaria de dólar ahorro que alimenta la merma de reservas.

Si las mini -o no tanto- devaluaciones impulsadas por el Gobierno logran que efectivamente el dólar oficial llegue a los 9,90 pesos, cumpliendo las predicciones de aquellos que negocian los futuros en Nueva York, el tipo de cambio habrá subido a lo largo del año casi un 45%, muy a la par de la inflación local.

En la cotización de estos NDF se refleja que el ritmo de depreciación que se augura sobre la moneda argentina es más acelerado hasta noviembre, cuando se ubicaría entre el 53% y el 60% anual, y que a partir de entonces lo haría en un sendero más moderado, por debajo del 50% anual.

Además, ahora el Gobierno se ve empujado a un ajuste cambiario más abrupto por la fuerte fuga de capitales que sufre la economía. Si se sigue a este ritmo, los especialistas creen que las reservas se reducirán en 4.000 millones de dólares en lo que queda del año, y que el stock podría quedar entre 22.000 millones de dólares y 24.000 millones de dólares.

Si desea conocer la cotización actualizada de ésta y otras divisas, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito y semanal de Inversor Global. Si todavía no lo recibís podés hacerlo gratuitamente. Además, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones para saber invertir. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Deja tu respuesta